Llegó el tiempo de venderle a Africa

Las exportaciones argentinas al continente negro se duplicaron en seis años; desde vinos hasta galletitas
Alfredo Sainz
(0)
15 de agosto de 2010  

A partir del nuevo orden económico mundial, Africa está empezando a convertirse en un mercado atractivo para las empresas que se dan cuenta de que no es tan buen negocio depender únicamente de la demanda de Europa y EE.UU. Si bien continúa estando muy lejos del interés que despiertan otras plazas emergentes, como China o India, en forma lenta, pero sostenida aumenta el número de las naciones africanas que aparecen en la mira de las grandes multinacionales. Siguiendo los dólares que ingresan a países productores de petróleo como Angola, Nigeria o Guinea Bissau, los grandes fabricantes de productos de consumo masivo están descubriendo las bondades de exportar al continente negro, y algunas empresas argentinas ya empezaron a dar los primeros pasos para no quedarse fuera de este negocio. De acuerdo con las estadísticas de la Fundación Export.Ar, las exportaciones argentinas de manufacturas de origen agropecuario se duplicaron en los últimos seis años, y en 2009 superaron la barrera de los US$ 1800 millones. Y en la lista de productos que el país envía al continente africano van ganando peso rubros de alto valor agregado como las leches preparadas, las conservas de carne y los jugos de fruta.

Del tetra al vino fino

Uno de los rubros más activos en materia de exportaciones al mercado africano es el de los vinos. Históricamente, las bodegas que manejaban los mayores volúmenes colocaban parte de su producción a granel en algunas plazas africanas, aunque en los últimos dos años comenzó a aumentar la demanda de vinos finos y en la primera mitad de 2010 se registraron subas importantes en las ventas a algunos mercados puntuales como Angola -que duplicó sus compras de vinos finos argentinos- o Burkina Faso, que las triplicó. "Los grandes exportadores son grupos que apuestan al vino común como RPB o Garbín, pero cada vez son más las bodegas de vinos finos que se animan a probar suerte", explicó Exequiel Barrios, director de la consultora especializada Caucasia Wine Thinking.

Tierra de contrastes

Los bodegueros argentinos, en tanto, dan cuenta del nuevo perfil de clientes que ofrece el continente. "Son países con muchos contrastes, pero que a la vez ofrecen nichos con economías muy vigorosas, ligados generalmente al petróleo. Hoy, por ejemplo, estamos enviando a Angola partidas de nuestra línea Santa Julia Reserva y es un mercado con mucha competencia, en especial de parte de los vinos portugueses", explicó José Alberto Zuccardi, presidente de la bodega Familia Zuccardi.

Oportunidades

Otro de los rubros en los que la demanda está en alza es el de los alimentos. En este caso, una de las empresas que más están apostando al mercado africano es la fabricante de galletitas Dilexis, que debutó en el continente en 2004 con una operación en el mercado angoleño y ahora también está exportando galletitas con su marca a Gabón y Liberia. "El potencial que ofrece el mercado africano en materia de alimentos es realmente enorme porque prácticamente no produce nada y vive de la importación. Hasta el momento, la mayor presencia argentina se concentra en el norte del continente y, por ejemplo, Argelia es el principal comprador a nivel mundial de nuestra producción de leche en polvo. Pero en el futuro creemos que puede haber oportunidades muy interesantes en la exportación de tecnología para la producción de alimentos y en campos, como la siembra directa, en los que la Argentina está muy avanzada", señaló Marcelo Elizondo, jefe de la consultora especializada en comercio exterior Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.