Llegó la hora de la eficiencia en el consumo de energía