Entrevista con Jeremy Scott, director financiero de PricewaterhouseCoopers. Lo peor de la crisis ya pasó