López Murphy, escéptico con el plan

El ex ministro dijo que ahora se impone que el país cumpla con el déficit cero
(0)
5 de diciembre de 2001  

El ex ministro de Economía Ricardo López Murphy expuso sus dudas sobre el paquete de medidas anunciado el último fin de semana por el Gobierno y sostuvo que, ahora más que nunca, "la Argentina tiene que llegar al déficit cero, porque no hay ningún mecanismo para financiarse, ni los créditos externos ni el sistema bancario".

El economista de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) se presentó, junto con el periodista político Joaquín Morales Solá, en el ciclo de charlas institucionales organizadas por el Banco Urquijo y la consultora Deloitte & Touche, con el auspicio de LA NACION, en el Hotel Claridge.

El encuentro fue moderado por Carlos M. Reymundo Roberts, secretario de Redacción de LA NACION.

En todo momento López Murphy hizo evidente su intención de no echar más leña al fuego, aunque deslizó que el gran interrogante es saber qué pasará el día 91, cuando se cumpla el plazo fijado por el ministro Domingo Cavallo para aplicar las restricciones al retiro de fondos.

En el corto plazo, López Murphy sostuvo que no se puede predecir qué pasará con el consumo. "El impacto en la economía va a surgir del enfrentamiento de dos tendencias contrarias. La lógica indica que la gente que tiene fondos en los bancos se lance a gastarlos en la compra de bienes durables. Pero, por otro lado, los que tienen efectivo lo van a guardar como si fuera un tesoro."

El economista tampoco eludió el tema político. "La Argentina necesita fuertes liderazgos políticos que se construyen a partir de mayorías abrumadoras, que son imposibles de obtener con las listas sábana y el actual sistema de representación proporcional." López Murphy señaló que los problemas de la Argentina también requieren de un correcto diagnóstico. "El potencial productivo de la Argentina es menor porque bajó el valor de lo que produce el país, principalmente los commodities agrícolas, y aumentó su principal costo, que es el precio del financiamiento", explicó López Murphy.

El futuro del Gobierno

En su presentación, Joaquín Morales Solá fue un poco más lejos y señaló que el gobierno de Fernando de la Rúa tiene su suerte atada a la evolución de la interna del Partido Justicialista. "El plazo que tiene el Gobierno es el tiempo que necesita la interna peronista para disciplinarse", afirmó el analista.

Morales Solá también sostuvo que el futuro de De la Rúa está directamente ligado al de Cavallo y resaltó el temor a que la crisis política posibilite el surgimiento de un liderazgo mesiánico, con fuertes componentes autoritarios, como el de Hugo Chávez en Venezuela. "La irritación social va a marcar de ahora en más los tiempos de la crisis política", agregó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.