Los acreedores de la Argentina siguen muy descreídos

La reunión del martes pasado no calmó los ánimos
(0)
28 de febrero de 2004  

WASHINGTON (De nuestro corresponsal).- Los inversores que forman el Comité Global Bonistas Argentinos, que el martes pasado se reunió en Nueva York con un representante del Ministerio de Economía, mantienen sus dudas sobre la predisposición del Gobierno para comenzar las negociaciones con los acreedores privados.

Esta impresión les quedó flotando tras la mencionada reunión, a la que asistió el representante financiero de la Argentina en Estados Unidos, Federico Molina, y en la que muchas preguntas que formularon los tenedores de bonos quedaron sin respuesta.

Esa fue la primera vez que el comité de bonistas se reunió oficialmente con un funcionario argentino, aunque lo hizo en calidad de observador. La Argentina no considera a esa organización -que dice agrupar a bonistas que tienen papeles de la deuda por 37.000 millones de dólares- como representativa para sentarse a negociar.

"Los acreedores ven maniobras dilatorias de parte del Ministerio de Economía para poner en marcha el proceso de reestructuración de la deuda, más allá de los anuncios formales de que se acelerarán los mecanismos de negociación como fue la designación de los bancos", dijo ayer uno de los bonistas que pidió no ser identificado.

El martes se reunió el comité, que agrupa a tenedores de bonos en default de Italia, Estados Unidos, Alemania, Japón, Austria, Suiza y Francia. Estuvieron los copresidentes del comité, Hans Hume (Estados Unidos) y Nicola Stock (Italia); George Estes, de un fondo de inversión de Boston; Adam Lerrick, de la Agencia de Reestructuración de Bonos Argentinos (ABRA, en su sigla en inglés); representantes del Bank of Tokio-Mitsubishi y el Shinsei Bank; bancos de Alemania y miembros de la Asociación de Bancos Suizos. También asistieron como observadores funcionarios del Fondo Monetario Internacional y de la Reserva Federal de Nueva York.

Los tenedores de bonos ven en la propuesta de un atado al ritmo de crecimiento de la economía y en las sugerencias de que podrían haber consideraciones especiales para los ahorristas individuales -minoristas- maniobras dilatorias, que lo único que logran con su discusión es postergar el inicio de las negociaciones.

Marcha atrás confirmada

  • El fondo NML Capital Ltd. pidió ayer a la policía judicial de Washington que se levante la inhibición sobre las residencias del embajador en EE.UU. y el representante permanente ante la OEA. Ese había sido el compromiso que asumió ante el juez Thomas Griesa por la protesta argentina de que se estaba ante un caso de violación de los tratados internacionales que otorgan inmunidad a las sedes diplomáticas.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.