Los Arcos salen en alquiler

Son cuatro complejos de locales para uso comercial ubicados estratégicamente en Palermo
(0)
25 de noviembre de 2002  

El 5 de diciembre próximo se realizará una de las mayores licitaciones públicas para alquilar inmuebles del Estado. No sólo por la cantidad de propiedades -alrededor de 20-, sino por la ubicación, hacen de este acto uno de los principales realizados por el Organismo Nacional de Administración de Bienes (Onabe) en los últimos meses.

“Nuestra función es la de administrar los bienes del Estado, principalmente propiedades que no ingresaron en las privatizaciones y quedaron en desuso”, explica el escribano Osvaldo Francisco Mirabella, director ejecutivo del organismo.

En esta oportunidad se alquilarán propiedades de cuatro complejos denominados Arcos, en la zona de Palermo.

“Además de generar un ingreso para el Estado, la puesta en funcionamiento de estas propiedades embellecerá el entorno y reducirá factores de riesgo como usurpaciones y deterioros”, explica el Ing. Carmelo Nocera.

Donde la ubicación pesa

Tres de los complejos se emplazan bajo las vías de los ferrocarriles Mitre y San Martín, en la intersección con la avenida Sarmiento. Allí se licitarán los Arcos del Sol, que estuvo en funcionamiento por más de diez años y cuyo contrato ya caducó. Este complejo consta de 6 unidades en block, con una superficie total de 5859 m2 de terreno y 2924 m2 cubiertos. La base es alta, puesto que la inversión que deberán hacer los adjudicatarios es mínima. Funcionaron en este complejo boliches como Coyote, además de diversas propuestas gastronómicas.

“En la licitación establecimos distintos plazos de concesión y modalidad de pago del canon según el estado de la propiedad; aquellas cuya inversión es alta, pagarán un canon bajo que además se bonificará en un 80% el primer año”, explica Nocera.

Es el caso de la ex usina, ubicada frente el lago. Se trata de un edificio a reciclar, pero de estilo -data de principios de 1900- con doble acceso sobre la calle Roldán y con un amplio terreno, que supera los 2400 metros cuadrados. El destino de esta propiedad, por su ubicación y superficie, será de un restaurante o salón de fiesta exclusivo. Para este inmueble, el plazo de concesión se extenderá por 10 años, mientras que para el resto será de 72 meses.

Contiguo a la ex usina, se encuentra otro complejo de arcos que suman otros 3300 m2 cubiertos y casi 8000 de terreno, también con destino de reciclado. Está compuesto por dos unidades, que se pueden adquirir tanto en block como separadas.

Finalmente, sobre la estación Palermo de la línea San Martín, sobre la avenida Juan B. Justo, se licitan 15 locales de 8 metros de frente por 40 de fondo -382 m2 en promedio-, cuyas bases van de los 1600 a los 3000 pesos.

“En función de la experiencia que tenemos, la base de la licitación resulta un valor aproximado al 30% del canon adjudicado”, explicó Nocera. “Los inmuebles, en su mayoría, se entregan desocupados; y en los casos en que se encuentran intrusos, el Onabe diligenciará un juicio sumarísimo para el desalojo de sus ocupantes”, comentó el escribano Mirabella.

Una de las ventajas de la puesta en funcionamiento de estas propiedades del Estado, que se encuentran en desuso, es la protección ante usurpaciones. “El riesgo existe, y de hecho algunos de los inmuebles que ponemos para alquilar se encuentran actualmente usurpados. Una vez licitado, se actuará en conjunto con la Justicia y se cumplirá con el adjudicatario, aunque con un plazo distinto que aquel cuyo inmueble se encuentre desocupado”, comentó el ingeniero Carmelo Nocera.

De los cuatro complejos que se licitarán, y que implican cerca de 20 propiedades, hay cinco que se encuentran con ocupantes. En el edificio de la exusina, por ejemplo, el Onabe permitió a una familia la ocupación del predio en función de evitar nuevas intrusiones. En el pliego de licitación se establece que, en este caso, la situación habitacional deberá ser resuelta por el adjudicatario.

Una vez licitados, los inmuebles reciben una inversión en infraestructura, que luego redundará en las arcas del Estado para una nueva licitación.

El valor de los pliegos de licitación es de 20 pesos y se pueden adquirir en la sede del Onabe, Ramos Mejía 1302, Capital Federal.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.