Suscriptor digital

Los bancos, en pie de guerra con MasterCard

Las entidades financieras que son dueñas de Visa estudian represalias por su decisión de bajar los aranceles.
(0)
21 de marzo de 2000  

La sorpresiva decisión de MasterCard de rebajar los aranceles y adelantar de 14 días a 48 horas el pago de cupones a sus comercios adheridos desató un conflicto de intereses dentro del sector financiero.

La medida de la administradora de tarjetas, anunciada el jueves último, puso en pie de guerra a los principales bancos de la Argentina, que durante el fin de semana evaluaron la posibilidad de cancelar la emisión de plásticos de esa marca si The Exxel Group, su licenciatario local, no reconsidera la decisión. Así lo aseguraron a La Nación tres fuentes calificadas del sector.

Con su decisión, Mastercard busca que los comerciantes desalienten el uso de otras tarjetas rivales para aumentar su cuota de mercado, que descendió durante 1999. Pero su anuncio cayó como una bomba entre los bancos que son dueños de la tarjeta Visa (Galicia, BankBoston, Rio y Citibank se reparten la mayor parte de sus acciones, y el resto está en manos de entidades de menor porte).

La relación entre las partes venía soportando picos de tensión en los últimos meses, porque las entidades se quejaban de los altos costos de procesamiento que tienen los plásticos de MasterCard. Y alcanzó su máximo punto con este cambio inesperado en las reglas de juego.

"Así, las cuentas no cierran. Nos pusieron en un nivel de no rentabilidad", argumentaban ayer los principales ejecutivos bancarios de la City porteña, que recurrían a una metáfora para describir la situación: "Se pusieron a jugar al fútbol con una pelota ajena".

La frase se entiende al considerar que son los bancos y no las administradoras de tarjetas los que pagan cupones y cobran aranceles a los comerciantes, por lo que la decisión de MasterCard representa un recorte de caja para las entidades. De las comisiones que pagan los negocios para poder aceptar sus plásticos como medio de pago, sólo les corresponde el 10 por ciento. El 80%va a parar al banco emisor, y el resto, al banco pagador.

Una alta fuente de MasterCard, por su parte, descartó que el conflicto con los bancos pase a mayores, y explicó que con esta estrategia apuestan a un crecimiento sostenido del número de usuarios.

No obstante, descalificó la postura de los dueños de Visa: "Nosotros somos una empresa de lucro y tenemos el objetivo de ganar dinero. En cambio, para los bancos, Visa es una herramienta más dentro de su cadena de servicios, y no están preocupados en mejorar su utilidad", justificó el ejecutivo de la empresa que se propone descontar el terreno perdido en el último tiempo.

En teoría, los medidas dispuestas por MasterCard deberían comenzar a regir a partir del próximo 1º de abril, pero están supeditadas a que los bancos las acepten, algo que hasta ayer parecía poco probable.

En favor

La decisión del Exxel encontró fuerte respaldo en el Gobierno, que ve con buenos ojos una rebaja en el costo del dinero plástico que favorezca a los comerciantes. La Alianza también aspira a que los bancos achiquen las tasas anuales que aplican a los clientes, hoy en el orden del 35 por ciento.

También las entidades que representan el comercio aplaudieron los anuncios. En un comunicado, la Cámara Argentina de Comercio instó a "otras empresas a seguir el ejemplo". En el mismo sentido se expresaron la Cámara Argentina de Supermercados y la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios. Las entidades sostuvieron que las nuevas reglas dispuestas por MasterCard "favorecerán a los pequeños y medianos negocios que operan en un mercado con alta rotación y con bajos márgenes comerciales".

Descartaron, de este modo, la posibilidad de trasladar la baja a los consumidores con una reducción de precios.

Este es precisamente uno de los objetivos que se propuso MasterCard: evitar la discriminación de precios que afecta con un recargo de hasta el 10 por ciento a los clientes que pagan con tarjeta.

Las medidas

  • MasterCard bajará las comisiones que pagan los comercios del 5 al 2,5 por ciento. Antes de la ley de tarjetas de crédito, sancionada en 1999, éstas tenían un techo del 10 por ciento.
  • Cupones: la administradora de plásticos, controlada por The Exxel Group, reducirá los plazos de pago a los negocios de 14 días a 48 horas.
  • Mercado: Visa tiene una participación del 52 por ciento, en tanto que MasterCard tiene una penetración del 36 por ciento.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?