Se anunció la fusión de ABRA y Adeba. Los banqueros, en busca de recuperar el lobby perdido