Los billetes de cien pesos ya ofician de cambio chico

En los últimos diez años perdieron el 82% del poder de compra y se utilizan para pagar transacciones pequeñas; por el alza en la emisión, son 6 de cada 10 unidades que circulan
En los últimos diez años perdieron el 82% del poder de compra y se utilizan para pagar transacciones pequeñas; por el alza en la emisión, son 6 de cada 10 unidades que circulan
(0)
17 de julio de 2013  • 17:17

A raíz de la inflación, la política monetaria del Banco Central continúa incrementando la circulación de los billetes de mayor denominación, específicamente los de los 50 y 100 pesos. La ecuación es sencilla: a medida que los precios se incrementan se requieren cada vez unidades de mayor valor para efectuar pagos o transportar dinero.

En la actualidad, 6 de cada diez billetes que circulan en la economía argentina son de $100. En total son unos 2244,1 millones de unidades, 29,6% más que hace un año atrás, según el último reporte de circulación monetaria que dio a conocer ayer el Banco Central de la República Argentina.

A nivel total, circulan 3714,8 millones de billetes (de todas las denominaciones) en bancos y público, un 21,43% más que hace un año atrás, según el BCRA.

El crecimiento del parque de unidades con el rosto de Julio Roca o Eva Perón es tangible y cada vez más notorios en los pagos de consumo masivo y cajeros automáticos. En estos últimos medios de obtención de efectivo es común que para realizar extracciones haya que ingresar múltiplos de cien.

A través de estos casos se explica cotidianamente la devaluación del peso argentino. Es decir, su pérdida de valor frente al dólar estadounidense. En julio de 2003, $100 equivalían a U$S 33,44, mientras que son U$S 18,38 al tipo de cambio oficial. La caída fue 81,93% en los últimos diez años.

Así que en estos momentos, el billete de mayor denominación que posee Argentina es uno de los más devaluados del continente .

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.