Los campus universitarios ofrecen sus claustros para eventos

Las casas de estudio compiten con los hoteles y alquilan sus instalaciones para alojar reuniones corporativas
Amy Zipkin
(0)
23 de septiembre de 2012  

La descripción del centro de reuniones era efusiva: "El centro de conferencias tiene una visión panorámica de un millón de dólares de la línea del horizonte de Manhattan que lo dejará sin aliento".

No se trata de algún hotel caro: es el centro de la Universidad Estadual de Montclair en New Jersey, a pocos kilómetros al oeste de Manhattan. Cientos de colleges y universidades están cada vez más activas a la hora de mostrar sus centros de conferencias, al buscar las compañías sitios más frugales para sus reuniones corporativas. "Es una cuestión de óptica -dijo Kristin Kurie, presidente del Wilderman Group, una empresa de eventos de Carolina del Sur-. Las compañías no quieren aparecer como que gastan fortunas."

Chuck Salem, presidente de Unique Venues en Johnstown, Pensilvania, un servicio de referencia para alrededor de 5000 centros de conferencias de colleges y universidades, dijo que hubo un aumento de las consultas en los últimos años. En 2009 recibió 2087 consultas; en 2011, la cifra saltó a 9721, de las cuales 55% fueron de planificadores de eventos corporativos o empresarios.

Muchos colleges y universidades que tienen centros de conferencias desde hace mucho tiempo, ahora están ansiosos por encontrar nuevas fuentes de ingresos.

El sector hotelero tomó nota del esfuerzo de los colleges por aumentar el atractivo de sus campus. "Es difícil conseguir financiación y no hay planes de construcción de otros hoteles", dijo Joseph A. McInerney, presidente y CEO de la Asociación Estadounidense de Hoteles y Alojamientos.

"En el verano algunos clientes comen en los comedores universitarios, duermen en los dormitorios universitarios y se reúnen en las aulas", dijo Salem. El resto del año las compañías pueden usar el centro de conferencias de los college para las reuniones y hoteles de la zona para dormir.

El director del centro de conferencias Montclair, Robert Foireman, dijo que la descripción del centro, que aparece en el sitio de Unique Venues, ya produjo resultados. En 2011, el sitio atrajo una reunión de gerentes de ventas minoristas de Apple, una reunión de la panificadora Panera Bread y un evento de Justin Alexander Bridal, productor de vestidos de novia.

La reunión de la panificadora Panera fue un encuentro trimestral de negocios para el primer aniversario de que lo que era una operación de franquicia pasara a ser propiedad de la compañía. El presidente y co-CEO de Panera, Ronald Shaich, hizo una aparición sorpresa. Linn Parrish, vicepresidente de relaciones públicas de Panera. Además, dijo que "los participantes sintieron que habían estado en un ambiente educativo en vez de en otra reunión de negocios".

Rush Sherman, vicepresidente para operaciones de servicios de campus en Sodexo, dijo que la compañía concluyó que los campus no están utilizando toda su capacidad en los veranos. "Hay mucho espacio y también necesidades financieras", dijo.

Durante le verano, Sodexo espera competir con centros de conferencias establecidos y hoteles tanto en precio como en ubicación. Los costos de alojamiento en los dormitorios irán de US$ 30 a US$ 50 por persona por noche. Se prevé que tres comidas cuesten US$ 25 a US$ 30 por día. "En un hotel eso es imposible", dijo Norma Charette, directora de ventas para centros de conferencias de soluciones en Campus para Sodexo.

Polly Wier, directora de conferencias de la Universidad de Delaware, dijo que la estética del centro puede molestar a alguna gente. "No es tan llamativa como la de los hoteles", dijo. Pero Colin Greene, director del Gleacher Center de la Universidad de Chicago, resumió las ventajas de la propuesta: "No hay turistas en el lobby o turistas en malla", dijo.

Traducción de Gabriel Zadunaisky

Por: Amy Zipkin
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.