Más ingresos. Los campus universitarios ofrecen sus claustros para eventos