Los comerciantes salteños piden la apertura de cuentas en Lecop

Se llegó a un pacto entre "bagayeros" argentinos y bolivianos
(0)
24 de enero de 2002  

SALTA.- Empresarios de los departamentos Orán y San Martín en el norte salteño, en la frontera con Bolivia, pidieron al Banco Nación la apertura de cuentas en Lecop para cancelar deudas y la instalación de una oficina de la Dirección General Impositiva (DGI) en la ciudad de Tartagal. Por otra parte, para evitar problemas en el transporte de mercadería se llegó a un acuerdo entre los "bagayeros" salteños y bolivianos para implementar un nuevo sistema para el traslado en la frontera.

La Cámara de Comercio e Industria de Orán, en nota dirigida al titular del Banco Nación, Enrique Olivera, recordó que se aceptaron las Lecop "para ayudar al gobierno nacional", pero que al no poder cambiarlos por pesos los receptores se ven perjudicados al no existir cuentas bancarias y chequeras nominados en esos bonos.

Inseguridad postal

Los comerciantes salteños además se quejaron de que tampoco es posible el envío de los bonos en encomiendas por el riesgo de robos.

"Varias personas denunciaron al Correo Argentino la violación de los envíos y la sustracción de esos títulos", dijeron.

La nota firmada por los dirigentes Mario Guzmán y José Zendrón cuestionó que las entidades bancarias durante el feriado cambiario "sin ningún aviso previo resolvieron devolver los cheques que no tenían fondos suficientes en las cuentas corrientes, en flagrante violación a normas vigentes", siendo que tenían fondos en Lecop, pero no pudieron cambiarlos por pesos.

Más al Norte, el presidente del Centro Empresario de Tartagal, cabecera del departamento San Martín, Víctor Andreano, en diálogo con LA NACION coincidió en la necesidad de que el Banco Nación autorice cuentas en Lecop y pidió además que la DGI habilite una receptoría en esa ciudad, dado el creciente movimiento comercial, como producto de la afluencia boliviana a los negocios norteños.

En la actualidad, hay una agencia de la DGI en San Ramón de la Nueva Orán, a más de 100 kilómetros, y si alguien tiene Lecop debe depositarlos en una cuenta especial y viajar de urgencia a Orán para exhibir el comprobante y así pagar su impuesto.

En la zona se estima que puede haber alrededor de 10 millones de pesos circulando en los títulos nacionales Lecop por las compras que realizaron los argentinos de todas partes del país en los negocios de la ciudad salteña de Yacuiba y en la boliviana Bermejo.

Acuerdo fronterizo

Los "bagayeros", es decir los encargados de pasar las mercaderías por la frontera, llegaron a un acuerdo para implementar un nuevo sistema de transporte.

Los argentinos aceptaron llevar los productos hasta la mitad del puente internacional hacia San José de Pocitos, Bolivia, donde los recogerán sus colegas bolivianos.

Los comerciantes, además, acordaron la creación de un fondo para la entrega de bolsones con objeto de atender las necesidades de los sectores más necesitados.

Sobre la intensificación de controles del lado boliviano, se señaló que hubo actitudes similares cuando los argentinos iban a comprar a Bolivia, y desde la frontera hasta Salta existían siete controles en las rutas de Gendarmería Nacional para descubrir contrabando y secuestrar mercadería.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?