Los desafíos de la macro para el desarrollo de servicios

Las retenciones y la falta de financiamiento también formaronparte del debate
Las retenciones y la falta de financiamiento también formaronparte del debate
Lucila Lopardo
(0)
19 de mayo de 2019  

Los participantes de la tercera jornada de Management 2020 tuvieron que responder a la pregunta de la disruptora invitada: Victoria Cole, gerenta general de Wunderman Buenos Aires, agencia de marketing relacional y digital en la que tiene a cargo un equipo de 450 personas.

Cole consideró que los argentinos se posicionan muy bien en la economía del conocimiento gracias "a la educación que tienen, que es accesible para todos y, generalmente, al buen nivel de inglés". Y añadió: "Los argentinos somos unos sobrevivientes, podemos adaptarnos a distintas situaciones y encontrarles la vuelta. Tenemos eficiencia: lo que acá hace un argentino afuera lo hacen dos o cuatro personas".

Reconoció que de 2006 a 2011 la industria basada en el conocimiento creció en la Argentina al mismo ritmo de la media internacional, cerca de un 20%. "De 2012 a 2017, mientras la media internacional creció un 7%, la Argentina lo hizo en un 0,7%. ¿Qué deberíamos hacer o qué deberíamos dejar de hacer para revertir esta tendencia?", preguntó al panel.

Roberto Daniel "Kuky" Pumar, CEO de Leader Entertainment Group, dijo que la clave está en la capacidad que tienen las industrias de transformarse y salir de las viejas estructuras. "El 80% de lo que hoy hace nuestra empresa hace siete años no lo hacía", sostuvo, y contó: "Antes fabricábamos discos con sus cajas y carátulas, que se metían en bodegas, se enviaban, volvían lo que no se vendían y los destruíamos. Hoy hacemos una canción, que se sube a plataformas como Spotify, la gente la escucha y a fin de mes recibimos un cheque".

La economía del conocimiento también trae consigo la disrupción del trabajo y sus condiciones tal como las conocemos, y esto representa un doble desafío si se tiene en cuenta la volatilidad de la macroeconomía argentina.

Sergio Kaufman, presidente de Accenture Argentina y de la región Sudamérica Hispana, aclaró que no se puede crear una estrategia de empleo y desarrollo "mirando la cotización del dólar a la mañana". Y explicó: "El manejo de la volatilidad depende del management. Si las compañías globales tienen un management global sólido y si se trata de una apuesta local al talento y al futuro, si uno construye credibilidad, te creen", destacó, y agregó que, en el caso de Accenture: "Mucho del talento local no se queda en la Argentina, sino que se va a ocupar puestos directivos a nivel global. "Cuando se ve eso, la confianza se construye sola", explicó.

Facundo Gómez Minujín, senior country officer J.P. Morgan, destacó que uno de los principales desafíos que plantea el desarrollo de esta nueva economía está en que su esencia hace que "las empresas puedan elegir estar en la Argentina o en otro lado". Es por esto que destacó que, más allá de la coyuntura, muchas de las compañías globales que hoy exportan servicios desde el país decidieron quedarse. "Países más organizados ofrecieron condiciones para que empresas grandes vayan, porque tenían reducción de impuestos, y fracasaron. Las empresas vinieron a la Argentina y, con todo el viento en contra, se establecieron. Lo que hace falta es previsión para adelante", consideró, y remarcó al impuesto a la exportación como uno de los principales problemas. "En lo conceptual es gravísimo, no me parece una cosa inteligente, lo que hay que hacer es no cambiar las reglas de juego y dejar a las empresas trabajar".

Fernando Moya, CEO y fundador de Ozono Producciones, vivió los vaivenes macro en primera persona y se emocionó al contar esa experiencia. Se trató de la producción de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de la Juventud que se realizaron en la ciudad de Buenos Aires en 2018. Ozono ganó la licitación frente a otras empresas francesas y españolas. Pero tuvo que encarar el proyecto con un presupuesto aprobado antes de que se iniciara la fuerte devaluación del peso del año pasado.

"Nuestro proyecto incluía a 1000 personas entre artistas y técnicos. Cuando nos aprobaron, los suizos del Comité Olímpico empezaron a involucrarse más. Ellos no me conocían y a los tres meses de la primera reunión estaban preocupados. Ya empezaba la devaluación. No entendían cómo me aguantaba un presupuesto cerrado en marzo sin perder calidad", contó, y remarcó la sorpresa del comité al ver el resultado final. "Me emociona por el manejo que tenemos los argentinos con respecto a otros países al estar acostumbrados a vivir en este sube y baja que es el país", dijo.

Alicia Caballero, decana de la Facultad de Ciencias Económicas de la UCA, reconoció que el contexto económico influye en el desarrollo de esta nueva economía desde el punto de vista del financiamiento. "En general, la economía del conocimiento se financia con capital, no con crédito. Porque el capital está dispuesto a correr un riesgo que la deuda, el crédito, no. Y necesita ser repagado", describió, y agregó que en todas las economías en las que el conocimiento creció, hubo fondos de capital de riesgo sumamente activos. "En la Argentina el capital de riesgo recién ahora se está viendo. Sin capital de riesgo es difícil financiar este sector", subrayó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.