Los economistas esperan una mejora en el nivel de actividad