Los ejecutivos son más jóvenes y ganan más