Los empresarios ven una oportunidad

Los exportadores respaldaron la aceleración de una liberalización comercial con EE. UU., pero pidieron que elimine barreras
(0)
23 de agosto de 2001  

Los empresarios argentinos recibieron con optimismo la noticia de un nuevo acuerdo entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI) y destacaron que puede ayudar a la reactivación del país.

También apoyaron la aceleración de las negociaciones por un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y Estados Unidos (4+1), condición de ese convenio, aunque alertaron que antes la superpotencia debe eliminar sus barreras paraarancelarias, que en la actualidad impiden el ingreso en su mercado de productos argentinos, como el acero o la miel.

"El acuerdo da aire y contribuye a que haya una reactivación que en algunos sectores ya está manifestándose", dijo Roberto Rocca, titular del grupo Techint, uno de los asistentes al festejo del Día del Exportador, celebrado por la cámara sectorial CERA en el hotel Marriot Plaza de Buenos Aires.

"La recesión ha afectado mucho a la industria", precisó el presidente de la Coordinadora de Industrias de Productos de la Alimentación (Copal), Alberto Alvarez Gaiani. "Esperemos que (el acuerdo con el FMI) sea un paso positivo en la senda de la reactivación, pero como no conocemos los detalles es muy difícil opinar sobre el acuerdo en sí", aclaró Alvarez Gaiani.

El consultor financiero Amadeo Vázquez dijo que el convenio con el organismo "es una muy buena noticia, un respaldo a la convertibilidad, al sistema financiero, y sirve para recuperar la confianza y el retorno de los depósitos al sistema bancario".

Javier Tizado, ex directivo de Techint y ex secretario de Industria, observó que "las condiciones del nuevo acuerdo son las mismas a las que el Gobierno se comprometió en el blindaje", aprobado por el FMI en diciembre pasado. "Se necesita dinámica para poner en funcionamiento las reformas de las obras sociales y del sistema previsional, entre otras medidas, algunas de las cuales ya cuentan con su decreto hecho."

El ex funcionario del gobierno de Fernando de la Rúa consideró que el 4+1 constituye un "planteo útil" para la Argentina. "Con la misma intensidad con que nos preocupamos por los problemas financieros, debemos interesarnos por el desarrollo de sectores de la economía con dificultades para entrar en los mayores mercados del mundo, incluida también la Unión Europea (UE)", dijo Tizado.

Las conversaciones del Mercosur con Washington pueden repercutir positivamente en la situación "complicada" que vive el bloque, según el ex Techint. "La Argentina y Brasil tienen intereses coincidentes en un escenario de negociación con Estados Unidos", explicó.

Tizado consideró positivo un pacto con la superpotencia, a pesar del actual déficit comercial bilateral que la Argentina mantiene con aquel país. "Sucede que nos proveemos de tecnología norteamericana, mientras que los productos en los que somos eficientes sufren restricciones paraarancelarias, fitosanitarias o cuotas", detalló.

Valor agregado

El director de relaciones institucionales de General Motors, Alberto García Carmona, observó que el convenio con el Fondo es una "gran oportunidad para poder ordenar la economía". En tanto, opinó que el 4+1 representa "la pata del acuerdo que permite crecer a partir del desarrollo exportador".

De todos modos, dijo que la Argentina debía elegir sus sectores estratégicos, "los de valor agregado", y negociar su entrada en el mercado estadounidense, mayor consumidor del mundo.

El economista y diputado Jorge Remes Lenicov (PJ-Buenos Aires) indicó que la "ayuda del FMI evita la caída" de la Argentina. Sin embargo, reclamó que medidas para mejorar la economía real y la recaudación tributaria se contemplen en la discusión del presupuesto 2002. En tanto, reconoció que intuye que Estado Unidos quiere acelerar el 4+1 porque prevé eliminar barreras al libre comercio.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?