Viaje. Los fondos buitre, disgustados con el nuevo equipo económico