Los fondos cerrados, la apuesta del mercado para captar los dólares del blanqueo