Los gastos grandes de los más chicos

Disponen de $400 millones por año y determinan mayoritariamente las compras de sus padres
Disponen de $400 millones por año y determinan mayoritariamente las compras de sus padres
(0)
29 de agosto de 2000  

En la Argentina, los chicos gastan en grande: sólo para compras pequeñas disponen de 400 millones de pesos por año. Pero también influyen directamente sobre las elecciones de consumo de sus padres.

El modo en el que los pequeños disponen del dinero es objeto de estudio en los Estados Unidos desde hace cinco años, desde que las grandes marcas comprendieron su influencia sobre la economía doméstica y la importancia de establecer fidelidades para contarlos como clientes en el futuro.

Yahora el fenómeno de la llamada Generación Y también se proyecta en la Argentina, donde las compañías han comenzado a relevar ese nicho de mercado.

La consultora López Rossi & Flia. -encabezada por el ex director creativo de Ogilvy & Mather, Raúl López Rossi- y la agencia de publicidad Soares Gache, comenzaron a hacer circular entre sus clientes sendos informes referidos a los hábitos de consumo de los menores de 14 años, que conforman el 27 por ciento de la población argentina.

Sobre esa población de casi 10 millones de chicos, el 93 por ciento cuenta con dinero propio para sus gastos, obtenido bajo la forma de mensualidad por parte de sus padres o como regalo de parientes. Los relevamientos estiman que los niños de entre 14 y 10 años disponen de 56 pesos por mes, mientras que los más chicos, administran casi 29 pesos.

Las golosinas, como caramelos, chicles, helados y gaseosas, encabezan, con el 60 por ciento, las preferencias de los niños que salen de compras. Y,bastante más atrás, con el 26%, se ubican las hamburguesas y las papas fritas que despachan los fast foods .

En este rubro, la cadena Mc Donalds concentra el 45% de las preferencias. Burguer King y Wendy´s, sus perseguidores más inmediatos, apenas tienen un 8 por ciento cada una.

Los juguetes no se ubican a la cabeza de las preferencias, porque los chicos no suelen comprarlos con su propio dinero, sino que los piden a sus padres, que gastan en ellos otros 400 millones de pesos por año.

En cambio, el 14% sí utiliza su plata para adquirir revistas (especialmente los varones que tienen entre 11 y 14 años). Y hay un 25% que emplea su "presupuesto mensual" para adquirir ropa.

La industria textil, según Soares Gache, pese a la recesión actual que afecta al sector, es una de las que más se beneficia. En este rubro prácticamente están desapareciendo la tradicional estética infantil, ya que los chicos prefieren que su ropa sea igual a la que usan los mayores, pero a su medida.

No es casual entonces, que las principales etiquetas para adultos, de la Argentina y el mundo, hayan comenzado a desarrollar líneas infantiles. Algunos de los casos más notorios aquí son los de Paula Cahen d´Anvers y Motor Oil Junior. Afuera, los de Lacoste Kid´s, Polo Bay y Baby Gap.

El consultor Raúl López Rossi, que participará como orador en Miami, en Kid Power 2000, el principal encuentro norteamericano anual dedicado al marketing para babys y kids , aporta algunos datos que ilustran el modo en que los pequeños determinan el gasto de sus padres. "El 40% de los chicos de entre 6 y 11 años influye en la elección de los restaurantes de comida rápida, y el 85% acompaña a sus padres cuando van al supermercado y eligen sus marcas preferidas", dice.

Pero no todo es golosinas y juguetes en la vida de los chicos argentinos. Según el Indec, el 44,3%de la población infantil es pobre.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.