Los gerentes, de cara al 2000