Los hijos de magnates abren sus billeteras a Hollywwod