Los inversores creen que al fin se aprobarán leyes clave