Los dueños del dinero se preguntan cuánto durará el "veranito" en la Argentina

La estabilidad de variables como el tipo de cambio y el riesgo país tiene una repercusión positiva en los mercados; la calma, sin embargo, sigue condicionada a la política
La estabilidad de variables como el tipo de cambio y el riesgo país tiene una repercusión positiva en los mercados; la calma, sin embargo, sigue condicionada a la política Crédito: Shutterstock
Sabrina Corujo
(0)
14 de julio de 2019  

Encuestas amigables para el oficialismo, estabilidad del tipo de cambio (justificando expectativas de inflación a la baja) y una coyuntura externa positiva son el "combo" perfecto para los inversores locales. El comportamiento del mercado así lo reflejó en las últimas semanas, y seguirá haciéndolo mientras que este "combo" se mantenga en el menú de "oferta". Esto no implica que, a medida que se acerquen las PASO, la cautela en ciertas posiciones se haga notar; y en consecuencia, el ritmo de la suba en algunos activos financieros sea más limitado o incluso presione a alguna toma de ganancias.

Pero ¿cómo está hoy el mercado? Exhibe una recuperación, iniciada a fines de abril cuando se logró estabilizar el dólar, gracias a un FMI que liberó la zona de "no intervención". De hecho, cualquier correlación que hoy se arme entre el comportamiento del riesgo país, la evolución de la intención de voto al oficialismo y el billete desde el final de ese mes es muy alta.

Desde ese momento, el dólar -que había tocado picos de $ 46- logró en mayo eliminar gran parte de su volatilidad y estabilizarse en la zona de $45, para depreciarse en junio y lo que va de julio 7%. Movimiento último que fue, y ya en el marco de un Gobierno "con las manos libres", también convalidado por varias razones que van desde la estacionalidad (liquidación del agro), pasando por otros más subjetivos (léase, el escenario político), hasta las altas tasas de interés y una política monetaria ultracontractiva que comienza a mostrar sus resultados.

De hecho, es con esta evolución de base y otros condimentos ya mencionados (la coyuntura internacional, por ejemplo), que se debe pasar al movimiento del CDS ( credit default swaps, según sus siglas en inglés) como medida de riesgo país. Tomando como dato el de 5 años, este pasó de cerca de los 1300 puntos los poco más de 800 actuales.

Lógicamente cayó la curva de rendimientos de los bonos en dólares en todos los tramos. En la parte corta-media la baja fue de entre 5 y 6 puntos porcentuales, y en la larga, del orden de 1 y 1,5. No obstante, con tires (tasa interna de retorno) de entre 15,5 y 16% en los vencimientos más próximos y en promedio del 9,5% anual en la más larga ( duration de entre 9/10 años), la curva se mantiene invertida reflejando cierto riesgo de un eventual default y reestructuración.

La tendencia se trasladó a la renta variable. El S&P Merval recuperó cerca del 50%, con papeles que ganaron hasta 75% (con el sector bancario a la cabeza). En dólares, la recuperación alcanza el 60% permitiéndole cruzar (como buen punto) la zona de los 1000 puntos la última semana. Esto permitió que la corrección, desde los máximos de principios de 2018, se comprimiera a menos del 45% -y ya lejos de los mínimos de 630 puntos testeados hace menos de tres meses-.

Pero la pregunta, dada esta evolución, apunta a cuánto más puede seguir esta recuperación. Y la respuesta termina dependiendo de un punto subjetivo: el político.

A riesgo de simplificar el análisis, de las tres partes del "combo" mencionado arriba se eliminará como factor de "riesgo" el externo. En principio, la probabilidad de un recorte en la tasa de referencia americana a fin de este mes se mantiene intacta. Un punto que, sumado a las señales de política monetaria de otras partes, parecen mantener en positivo el apetito por riesgo emergente en general. Lógicamente se seguirá hablando de la posibilidad de una recesión en Estados Unidos, pero al menos en lo inmediato todo parece inclinarse más a una desaceleración en el crecimiento.

El otro punto en análisis, y ya en lo propio, es el tipo de cambio. Acá la combinación del resultado de la política monetaria, el cambio en la política del FMI, el escenario externo y las señales políticas recientes validadas en las señales financieras y económicas, entre otras, han modificado la ecuación de oferta-demanda de dólares. Incluso entendiendo que el riesgo a una mayor dolarización esperada para antes de las PASO pueda postergarse.

En consecuencia, queda un dato no menor: el resultado. El mercado se ha autogenerado una expectativa que una diferencia de 5 puntos o menos entre la fórmula oficialista y la de "F-F", mantendría alta la competitividad del Gobierno para ganar en octubre. No obstante, este no será el único número que se mire; también se leerá el resultado de la provincia de Buenos Aires, la participación y lo que obtengan las otras fórmulas.

En el mientras tanto creemos que el mercado sigue teniendo espacio para comprimir y recuperarse, aunque pueda que no lo haga de forma tan lineal como en los últimos meses. Creemos que, y tras los números mencionados, un objetivo para antes de las PASO de CDS a 5 años es la zona de 800 puntos. Seguimos en este sentido, viendo oportunidad en el tramo corto/medio de la curva.

En cuanto a la renta variable, que está también siendo favorecida por los flujos, existe cierta probabilidad de una toma de ganancias antes de agosto o a principios de ese mes. En ese caso, sería una buena señal que respete el nivel de 40.000 puntos. Ahora bien, si la diferencia termina siendo igual o menor a la autoexigida por el mercado, la primera reacción en los precios sería positiva.

En conclusión y dado que las oportunidades están, lo que se requerirá para poder aprovecharlas es, sin dudas audacia, y una administración muy activa de las posiciones.

7% tendencia a la baja

Es lo que cayó la cotización del dólar en junio y en lo que va de julio debido a muchos factores, entre los que están los políticos, los estacionales (liquidación de divisas del agro) y los de política monetaria

www.portfoliopersonal.com

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.