Los juristas no cuestionan la medida