Con la mira puesta en el mercado norteamericano. Los laboratorios europeos suman fuerzas