Escenario. Los más afectados no son los inversores externos