Marcas sin photoshop. Los mayoristas cambian a los almaceneros por la clase media