Qué miran los inversores. Los mercados no tendrán respiro