Los pasos que quedan en el camino previsto hacia el fin del default

Luego del desenlace de la audiencia de la cámara de apelaciones de Nueva York de mañana, hay un complejo cronograma para que el Gobierno cumpla con los holdouts
Martín Kanenguiser
(0)
12 de abril de 2016  • 14:24

Mañana al mediodía el Gobierno se juega un pleno para salir del default en la audiencia de la cámara de apelaciones de Nueva York.

La estrategia oficial está volcada en forma absoluta a que el tribunal de segunda instancia ratifique la orden del juez Thomas Griesa de levantar las medidas cautelares que impiden el pago a los bonista que entraron a los canjes 2005-2010 y a los que no cobran desde 2001.

Mientras tanto, los principales funcionarios del equipo económico recorren esta semana Estados Unidos y Europa para seducir inversores con la intención de colocar los bonos con los que se les pagará a los holdouts.

No está claro si la cámara dictará su fallo en forma inmediata o se tomará unos días, aunque ayer el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, le pidió premura en una carta, dado que, pasado mañana, vence el plazo para pagarle a los fondos buitre que ganaron el caso del pari passu en 2014.

Estos acreedores pueden mantenerse dentro del acuerdo al que llegaron a fines de febrero y por el que el Gobierno les pagará US$ 4653 millones, a cambio de recibir punitorios con una tasa de interés equivalente al 5% anual, o denunciarlo.

Pero si se bajan, el riesgo que corren es que, si la cámara confirmara la orden de Griesa, ya no tendrían forma de frenar los pagos de la Argentina.

Si la cámara dictara su fallo favorable al Gobierno, éste emitiría los bonos para pagarle a los holdouts y luego certificaría ese pago ante Griesa. La tasa de interés estimada rondaría el 8% anual para el bono de 10 años, uno de los tres que la Argentina tiene previsto emitir (los otros son a 5 y a 30 años).

El magistrado oficializaría entonces el levantamiento de las cautelares y la Argentina saldría técnicamente del default.

Seguirán surgiendo demandas contra el Gobierno, como la que presentó esta semana el fondo Greylock, que había entrado al canje en 2010, pero que pidió que le apliquen la clausula de pari passu. "Hicimos un gran esfuerzo para resolver la cuestión del default, pero la estrategia en este momento consiste en que el más agresivo gana más que el resto", comentó una fuente a LA NACION desde Nueva York.

Sin embargo, el abogado Marcelo Etchebarne, socio del estudio Cabanellas, indicó a LA NACION que "la justicia ya no debería darle el pari passu a nadie porque no está más la ley cerrojo".

¿Qué pasaría si la cámara fallara en contra del Gobierno?. Es una pregunta que no encuentra respuestas ni en el Gobierno ni en el mercado; los precios de los bonos argentinos descuentan un escenario optimista.

"Puede haber una vuelta de tuerca adicional, pero las circunstancias son especiales y parece ser que todo está dado para que la cámara falle a favor de la Argentina. Pero lo malo es que, si ocurriera lo contrario, no parece haber un plan B y eso es raro en funcionarios que saben bastante sobre el mercado", indicó el ejecutivo de un importante fondo de inversión desde Nueva York.

Si todo sale como planea el Gobierno, las provincias y las empresas del sector privado podrían conseguir una tasa de interés menor en el contexto de la reinserción del país en el mercado internacional, lo que permitiría contar con recursos para buscar la deseada reactivación económica con una inflación más controlada.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.