Los productos deberán consignar el país de origen

Sorpresa en entidades mercantiles
(0)
22 de octubre de 2000  

En noventa días más todos los artículos exhibidos en vidrieras o publicitados en distintos medios de comunicación (gráfico, radial, televisivo, cinematográfico u otros, con excepción de los avisos clasificados) deberán incluir marca, modelo , tipo o medida y país de origen.

Este nuevo requisito, cuyo espíritu es el de una mayor defensa del consumidor, se suma a la obligación de especificar el precio de los bienes o servicios, así como la razón social de su oferente y su domicilio en el país.

Así lo disponía el artículo 9º de la resolución 434, de 1994, emitida por la ex Secretaría de Comercio e Inversiones, que fue modificado por la resolución 224/2000 de la Secretaría de Defensa de la Competencia y del Consumidor, según se publicó esta semana en el Boletín Oficial.

Advierte la resolución que, en todos los casos la información deberá ser clara y de fácil comprensión para los consumidores.

Sorpresa

La resolución tomó por sorpresa tanto a entidades de actividades mercantiles como a las propias defensoras del consumidor.

Incluso al ser consultadas, tanto las autoridades de la Liga de Defensa del Consumidor (Adelco) como las de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) y de la Coordinadora de Actividades Mercantiles y Empresarias (CAME) dijeron no conocer a fondo esta medida.

"La entidad todavía no tomó posición al respecto", dijo José Klavaría, prosecretario segundo de la CAC , que agregó: "Yo, por mi parte, pienso que para el consumidor es bueno".

El dirigente también destacó la importancia de la medida en el nivel publicitario, "porque ayuda a que el cliente sepa por qué un producto se vende a bajo precio".

En cambio sostuvo que dentro de un local, no lo veía necesario. "En las vidrieras de los negocios no hacen falta estas precisiones, porque el cliente ya está tocando el producto y puede consultarle al vendedor", expresó el dirigente.

Cristina Mencia, de Adelco, también se mostró de acuerdo con la medida. "Esto tiene que ver con la lealtad comercial y con el derecho a la información. Si el consumidor está informado, puede decidir", afirmó.

Mencia, que es abogada del departamento jurídico de la entidad, señaló que "la modificación sirve para que el comerciante se haga cargo de los repuestos, en el caso de que el producto tenga fallas".

Por su parte, Vicente Lourenzo, vicepresidente de la CAME y secretario de la Cámara Mayorista, declaró que, "por el lado del consumidor, lo vemos bien, porque el consumidor tiene derecho a saber el origen del producto que va a comprar por ese precio".

Pero a título personal opinó: "Yo hubiera establecido esa determinación en los medios gráficos, pero no en radio o en televisión, donde aumenta los costos y se trasladan al precio, que es lo que justamente se quiere mantener bajo".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.