Las claves del aumento de los impuestos en los autos de lujo

El proyecto del Gobierno prevé elevar el gravamen al 50% para los vehículos nacionales e importados que superen el límite de 170 mil pesos, precio de venta sin carga impositiva
Jorge Oviedo
(0)
22 de noviembre de 2013  • 23:09

El Gobierno abandonó la idea de un tipo de cambio diferencial para los automóviles de lujo y en lugar de eso aplicó una "devaluación a la Cavallo", por la vía del encarecimiento por un aumento de impuestos.

Los detalles más importantes son:

-Comprende a todos los automóviles, camionetas, VAN, SUV, 4x4, jeeps motociletas, scouters, aeronaves y embarcaciones de recreación o deportivas que superen un determinado precio.

-Se propone aplicar un impuesto del 50% sobre el valor a los automóviles, 4x4, VAN, jeeps, SUV gasoleros, nafteros o a gas cuyo precio de venta excluidos los impuestos supere los 170.000 pesos. No es el precio de venta al público según el proyecto del Ejecutivo.

En las terminales locales cundieron dudas sobre la redacción del proyecto que apareció cuando las oficinas estaban todas cerradas y no pudo ser visto por los especialistas legales y técnicos. Dependiendo de cómo se hagan los cálculos podrían quedar gravados hasta los automóviles medianos más caros de producción nacional. Si se excluyeran todos los tributos, incluidos los aranceles de importación, entonces habría que ver si no quedan exentos del incremento los vehículos menos costosos de las series de alta gama.

Las confusiones aparecen porque pese a que el jefe de Gabinete Jorge Capitanich se mostró dispuesto a dialogar con los empresarios, la medida fue tomadas sin consulta previa e incluso, dijeron fuentes del sector, sin intervención del Ministerio de Industria que conduce Débora Giorgi.

-Se mantiene el impuesto del 10% a los vehículos gasoleros creado en épocas de Roque Fernández y que alcanza a todas las unidades, salvo en el caso de las camionetas, a las que tienen caja de carga separada de la cabina. Si exceden los 170.000 pesos de precio sin impuestos, pagarán el 50%.

- Para lo vehículos preparados para acampar el impuesto será del 50% si superan los 22.000 pesos de valor de venta sin impuestos.

- Para "motociclos y velocípedos con motor" habría exención hasta los 22.000 pesos de valor de venta sin impuestos. Entre 22.001 y 40.000 tributarán 30% y por encima, 50 por ciento.

-Las embarcaciones para recreo o deportes y los motores fuera de borda pagarían de aprobarse el texto sin modificaciones 30% para valores de venta entre 22.001 pesos y 170.000 y 50% para precios superiores.

-Se mantienen las exenciones para ómnibus, ambulancias, trolebuses, colectivos y coches celulares y también los vehículos de transporte de carga en general.

-Las aeronaves, aviones, hidroaviones, planeadores y helicópteros concebidos para deportes y recreación pagarán 50% en todos los casos.

La utilización de un tributo en lugar de un tipo de cambio diferencial parece apuntar en varios sentidos. Si el Gobierno está buscando un acuerdo con el FMI, sería imposible con cambio desdoblado, que el organismo no acepta. Haber impuesto un dólar distinto o un impuesto sólo a vehículos importados habría creado problemas de relaciones comerciales con otros países. No se podría aplicar a los producidos en el Mercosur, por ejemplo.

De todas formas habrá que ver qué suerte corre el proyecto en el Congreso que, en principio y de aprobarse sin modificaciones significaría un encarecimiento de una buena porción de los vehículos que se venden en la Argentina.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.