Los que se fueron son minoría

(0)
25 de marzo de 2000  

O las empresas argentinas se arrepintieron o la amenaza del éxodo a Brasil no fue tal. La Nación censó a 26 de las firmas que, según la Unión Industrial Argentina (UIA), estaban empacando para llevarse sus líneas de producción al país vecino, y descubrió que sólo cinco lo estaban haciendo, aunque cuatro de ellas sólo en parte. Son las multinacionales Goodyear (neumáticos) y Philips (iluminación) y las firmas Valeo Neiman (cerraduras metálicas), Frenos Varga y la textil Coats Cadena.

"El éxodo nunca existió", afirmó indignado Alberto Grimoldi, presidente de la fabricante de zapatos que lleva como nombre su apellido. Dentro del mismo sector, Guillermo Strada, gerente de Asuntos Públicos de la textil Alpargatas, confirmó que aumentarán las importaciones desde sus fábricas de Brasil, pero no cerrarán ninguna de sus seis plantas.

Cuatro de las firmas mudadas siguen produciendo acá. Valeo Neiman cerró la planta de Munro, pero su maquinaria se repartió entre su filial brasileña y la fábrica de Córdoba, según fuentes de la empresa. El gerente general de Frenos Varga, Horacio de Tommaso, aseguró que su firma bajó las persianas también en Munro y envió tres máquinas a Brasil. Pero no importará desde allá, sino que tercerizará la producción en la Argentina con empresas formadas por los ex empleados de sus instalaciones.

Coats Cadena dejó la fabricación local en febrero de 1998, pero tercerizó del mismo modo que Varga, según fuentes de la firma. Philips dejó en la calle a 130 personas al cerrar su planta de Saavedra. Las lámparas incandescentes ahora se fabricarán e importarán desde el socio mayor del Mercosur. Sin embargo, aclararon que seguirán con el resto de las producciones nacionales.

Un vocero de la Sociedad Macri (Socma) aseguró que no han retirado ninguna inversión de la Argentina para marcharse a suelo brasileño. Altas fuentes de Firestone aseguraron que se llevaron algunas líneas de producción a Brasil, pero trajeron otras desde Japón. "No es la primera vez que lo hacemos. La Argentina no es competitiva, pero nos cuesta más caro irnos que quedarnos", sentenciaron.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.