Los referentes de la economía se llevaron poco del discurso en el Congreso

Los empresarios se mostraron optimistas, pero cautelosos; en cambio, los economistas criticaron la falta de precisión
Los empresarios se mostraron optimistas, pero cautelosos; en cambio, los economistas criticaron la falta de precisión Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez
Sofía Terrile
(0)
1 de marzo de 2020  • 20:31

Fue un discurso en el que la economía no se llevó la mayor parte de las definiciones, pero en épocas en las que las certezas faltan y las especulaciones sobran, toda referencia es una señal. En las palabras de Alberto Fernández en la apertura de sesiones del Congreso, el sector hidrocarburífero y el minero se llevaron los laureles y el de los "formadores de precios" de los alimentos, las críticas. Consultados por LA NACION, los referentes del sector privado prefirieron enfocarse en algunos aspectos positivos y, por el momento, dejaron las críticas de lado.

Daniel Funes de Rioja fue, junto a Miguel Acevedo (Unión Industrial Argentina), uno de los representantes del sector privado que estuvieron presentes en el Congreso cuando el Presidente dio su discurso. El presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) fue, indirectamente, uno de los interlocutores de Fernández cuando apuntó contra el abuso de los "formadores de precios" y se quejó de la suba del precio de los alimentos a pesar del congelamiento de tarifas.

Funes de Rioja señaló que Copal "comparte la preocupación" por la inflación, pero señaló que hay "muchos factores" que inciden en las expectativas a la hora de hablar del precio de los alimentos. Mencionó el costo de la materia prima, los incrementos salariales y la presión fiscal, que es del 40% en el caso de alimentos y del 50% en el caso de bebidas, apuntó.

Funes de Rioja mencionó los factores que influyen en el precio de los alimentos y compartió la preocupación por bajar la inflación
Funes de Rioja mencionó los factores que influyen en el precio de los alimentos y compartió la preocupación por bajar la inflación Fuente: LA NACION - Crédito: Soledad Aznarez

"Compartimos la necesidad de estabilidad macro, que es la causa de la inflación", señaló. Mencionó tres factores más que incidieron en las últimas semanas. Por un lado, la vuelta del IVA a los alimentos, "que en gran parte debió ser absorbida por la cadena de producción y comercialización", los aumentos salariales -el de suma fija que solicitó el Gobierno y los ya pautados en paritarias-, y la inercia inflacionaria por el porcentaje alto de 2019.

Urtubey destacó la importancia de volver a escuchar referencias a políticas industriales en una apertura de sesiones
Urtubey destacó la importancia de volver a escuchar referencias a políticas industriales en una apertura de sesiones Fuente: Archivo

José Urtubey, dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA), destacó la importancia de "volver a escuchar en una sesión de apertura" referencias a "políticas industriales y visiones productivas" que, a su juicio, no se escuchaba hacía cuatro años. Rescató que se le de impulso a políticas industriales ligadas al trabajo conjunto con centros tecnológicos y universidades.

El vicio del corto plazo

Asimismo, coincidió con Funes de Rioja en la importancia del hincapié en el Consejo Económico y Social, un grupo que analizará las políticas de largo plazo para la Argentina. "Desde ahí todos podremos colaborar", resaltó. El presidente de Copal habló sobre la importancia de pensar en el largo plazo en una Argentina que históricamente siempre fue "cortoplacista".

El sector hidrocarburífero y el minero fueron los dos grandes destacados del discurso. Fernández anunció un proyecto de ley para ambas industrias "que promueva y estimule la inversión nacional e internacional" y que facilite el desarrollo de la cadena de valor industrial, tecnológica y de servicios para generar "miles de empleos".

Si bien aún no se conocen mayores precisiones respecto de la ley, que espera darle impulso a Vaca Muerta, la formación de petróleo y gas no convencional que está virtualmente paralizada por la incertidumbre y la crisis y donde hace dos años operaban 74 equipos y ahora, solo 50.

Alberto Carlocchia, presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros, destacó la importancia de la mención del sector en el discurso de apertura de sesiones. Dijo que fue un gran "respaldo institucional" y que el sector está "en el momento justo para despegar". El referente del sector minero detalló que la Argentina tiene "una enorme potencialidad" porque "el 70% de su potencial geológico aún no ha sido prospectado".

"La inclusión de la minería como política de Estado es fundamental, ya que el sector necesita especialmente de la comunión entre lo público y lo privado, dado que involucra grandes inversiones de largo plazo, por lo que las políticas de continuidad y las reglas claras son esenciales", concluyó Carlocchia.

Los economistas, más críticos

Los economistas, por su parte, se quedaron con gusto a poco. "Fue un discurso que se centró en otros temas, como la reforma del poder Judicial, la inteligencia y el aborto. El centro no fue la economía y hubo menos precisiones de las que se especulaban", resumió María Castiglioni, de C&T Asesores Económicos.

Lejos del optimismo de los empresarios con respecto al Consejo Económico y Social, la economista subrayó que será útil para articular expectativas y dialogar, pero no para bajar la inflación, que solo se resolverá "cuando se trabajen los temas de fondo", dijo.

Por su parte, para Gabriel Caamaño, de la consultora Ledesma, el discurso en el Congreso se asemejó a los de la campaña electoral. Sobre la inflación, resaltó que el Presidente utilizó un "mal concepto" al hablar de los formadores de precios. "Las sanciones y Defensa de la Competencia no son herramientas para combatir la inflación, aunque se pueden utilizar mal para hacerlo", resaltó, sobre el anuncio de que se utilizarán "todas las herramientas legales" para combatir la suba de precios.

Los economistas, por su parte, se quedaron con gusto a poco
Los economistas, por su parte, se quedaron con gusto a poco

Sobre la precisión de que el Banco Central investigará qué sucedió con la deuda y "a dónde fueron los dólares" que ingresaron al país durante la gestión anterior, Caamaño apuntó que la versión de que se tomó deuda para financiar fuga "no ha logrado avanzar mucho sin caerse", por lo que ese anuncio tendrá pocas posibilidades de tener resultados concretos en lo inmediato. "En lo económico, fue un discurso más para justificarse para la tribuna que para anunciar medidas", resumió.

Para Matías Rajnerman, economista jefe de la consultora Ecolatina, el discurso de Fernández siguió marcando dos grupos de acreedores; a grandes rasgos, uno "bueno" y otro "malo". En el primer bando está el Fondo Monetario Internacional que, a juzgar por las palabras del Presidente, será un aliado en la reestructuración. En el segundo, los acreedores privados, que sufrirán las mayores pérdidas.

Coincidió con Caamaño en que la investigación del Central sobre la deuda no tendrá mayores resultados. "Pagar una deuda siempre es impopular y puede tener que ver con una búsqueda de blindarse políticamente", resumió.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.