Los supermercados vendieron un 27,7% menos durante mayo

La facturación en los shoppings se derrumbó 11,7% pese al efecto del turismo
La facturación en los shoppings se derrumbó 11,7% pese al efecto del turismo
(0)
26 de junio de 2002  

Los argentinos están gastando más en los supermercados, pero sus carritos se llenan menoscada día. Por efecto de la inflación, que irrumpió en el cuarto año de recesión, la facturación de las cadenas comerciales aumentó el mes pasado a $ 1203 millones -10,4% más respecto de mayo del año anterior-, según la encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Las ventas medidas en cantidades físicas se derrumbaron, en cambio, el 27,7% en un mes, con un 4% de suba en los precios minoristas. En término de pesos, los supermercados ingresaron el 4,7% más en relación a abril último. De todos modos, la facturación viene cayendo 0,2% en los primeros cinco meses del año.

Los centros comerciales también sufren la caída del poder adquisitivo de la población, pero se benefician por la llegada de turistas compradores. Los ingresos de los shoppings se desmoronaron en mayo a $ 115,1 millones, el 11,7% respecto del mismo mes del año anterior. Desde abril de 2001 que se vienen contrayendo constantemente.

Las ventas de los centros de compra totalizan una caída del 22,7% en los primeros cinco meses del año. No obstante, mejoraron el 6,7% en comparación con abril.

La elevada incertidumbre del contexto económico llevó a que el Indec decidiera omitir de su sondeo la pregunta a los supermercadistas sobre las perspectivas de las ventas para este mes. Desde julio pasado que vienen cayendo ininterrumpidamente los volúmenes de venta en las góndolas.

Las cadenas medianas están mostrando un mejor desempeño que las grandes. Según la encuesta de abril, cuyos datos completos fueron revelados ayer, las ventas totales bajaron el 2,5%, con una merma del 5,3% en las mayores compañías y una suba del 15,4% de las medianas. En las ventas por metro cuadrado, sin embargo, prevalecen las grandes ($ 601) frente a las de tamaño medio ($ 432).

En abril, las ventas de alimentos y bebidas disminuyeron el 5,95%, frente al 8,8% de artículos de limpieza y perfumería, el 19,1% de indumentaria, calzado y textiles para la casa y el 25,7% de los electrónicos y los artículos para el hogar.

Las ventas por metro cuadrado se contrajeron el 3,47%. En los grandes supermercados bajó el 7,6% y en los medianos se elevó el 21,4 por ciento.

La crisis está cerrando establecimientos. La cantidad de bocas de expendio en abril era de 1324, el 0,9% menos que en el mismo mes del año pasado. No obstante, creció la superficie de los salones de venta el 1%, hasta alcanzar los 2,03 millones de metros cuadrados. El desempleo también avanza en el sector de las góndolas. El personal de las cadenas cayó el 3,6% en abril, a 94.396 personas.

Pese al turismo

En abril, el número de locales activos con volumen de ventas disponible (excluidos aquellos como bancos, salas de exposición, locutorios y oficinas administrativas) disminuyó el 0,1%, a 2048.

En cambio, en términos de área bruta, los negocios crecieron a 405.085 metros cuadrados, el 7,6 por ciento.

Discriminados por rubros, el que más vendió aquel mes fue el de indumentaria, calzado y marroquinería, con el 54,5% de la facturación. Los patios de comida, comercios de alimentos y quioscos ingresaron el 12,6% y las casas de electrónica, discos compactos y electrodomésticos, el 6,9 por ciento.

Respecto de abril de 2001, las ventas de indumentaria, calzado y marroquinería cayeron el 5,84%. Las de ropa y accesorios deportivos, el 22,2 por ciento. Los ingresos por amoblamientos, decoración y textiles para el hogar retrocedieron el 26,4%. Los de patios de comida, alimentos y quioscos, el 25,3 por ciento.

La facturación por electrónicos, discos compactos y electrodomésticos se derrumbó el 64,7%. La de las jugueterías, el 33,8%.

Las librerías y papelerías vendieron el 2,7% menos. Los espacios de diversión y esparcimiento facturaron un monto 30,5% inferior. Las perfumerías y farmacias, que venden artículos indispensables y que experimentaron importantes subas de precios, ingresaron 3% menos.

La construcción se contrajo el 35,9%

La actividad de la construcción cayó el mes pasado el 35,9% respecto de mayo del año anterior, pero creció el 3,3% frente a abril último, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Las dificultades financieras que paralizan los planes de inversión del sector provocaron que la construcción se redujera en los primeros cinco meses el 39 por ciento.

Los permisos de edificación para obras privadas en una lista de 42 municipios tuvieron en mayo una reducción del 54,6% respecto del mismo mes del 2001, fundamentalmente en Buenos Aires.

Las expectativas de los empresarios para este mes siguen siendo muy desfavorables, en un contexto donde el 35,7% de las empresas que se dedican a la obra privada no se encuentra realizando obras y el 25% de las que se orientan a las obras públicas se encuentran paralizadas.

El 42,5% de las constructoras del sector privado espera una disminución de la actividad este mes, frente al 52,5% que no prevé cambios y el 5% que se ilusiona con una mejora.

Las compañías dedicadas a la obra pública descartan, en su mayoría, modificaciones (58,3%). El 41,7% vaticina una mayor baja.

En el sector privado, el 57,4% opina que se mantendrá la dotación de personal, el 40,2% prevé una reducción y sólo el 2,4%, un aumento. El ámbito público, el 56,5% de las firmas predice ajustes de personal y el 43,5% calculan no se registrarán variaciones.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.