Suscriptor digital

Lufthansa quiere tener un vuelo diario a la Argentina

Los pasajeros transportados aumentaron el 33,5% en 1999
(0)
21 de agosto de 2000  

El vicepresidente para las Américas de Lufthansa, Thomas Winkelmann, muestra en estadísticas las razones para aumentar los vuelos en uno más por semana, hasta llegar a una frecuencia diaria a partir de fines de octubre, los servicios en la ruta Buenos Aires-Francfort. El crecimiento en la cantidad de pasajeros fue del 33,5% y del 29,7% en los ingresos con respecto al año anterior, señalan los datos.

Este nuevo servicio del Boeing 767-400 se agregará como vuelo no regular, es decir, sólo podrá ser permanente después de la reunión bilateral entre los dos países, para la cual no hay fecha prevista.

Matias Friess, gerente regional, relata las arduas gestiones realizadas para lograr este servicio extra, ya que debía ser sin escalas. La confianza de Winkelmann se sustenta en que el tráfico en esta ruta va en los dos sentidos, es decir, parte tanto de la Argentina como de Europa. Un 33 por ciento de las ventas se origina en la Argentina.

Además, destaca las buenas cifras de la carga. "Es un buen síntoma para medir la actividad económica de un país: cuando sube el volumen de carga, tarde o temprano subirá el pasajero; lo mismo si baja la carga", explica.

Las tarifas, que desde hace tiempo han dejado de ser estables, también, en promedio, han ido en aumento: un 9 por ciento con respecto al último año.

Winkelmann calcula en 15 millones de dólares el costo anual de un nuevo servicio, por eso no desatiende los resultados que muestran los gráficos y estima que la ocupación rondará el 70 por ciento.

Alianzas

El séptimo vuelo no es la única razón que trae por estos lares al vicepresidente de Lufthansa.

La firma alemana -privada desde 1997- es hoy un holding de empresas de servicios, entre los que ofrece entrenamiento a los pilotos y mantenimiento de aviones.

Winkelmann no disimula su entusiasmo con un cliente nacional, LAPA, empresa que quiere sumar a su programa de viajeros frecuentes, Miles & More. "¿Comprar acciones de LAPA? No, de ninguna manera. No somos Swissair, que dispersa sus inversiones en varias empresas", manifestó el ejecutivo.

Pero apoya con fuerza el concepto de las alianzas. Lufthansa, miembro de Star Alliance, mira el mapa del mundo desde esa perspectiva.

"Veremos qué pasa ahora con KLMy British Airways, ya que complicará las cosas en Oneworld (alianza que British integra con American Airlines), ya que detrás de KLM viene Northwest", afirma sin disimular el regocijo que le produce encontrar conflictos en la otra gran alianza aérea. Aerolíneas Argentinas es la pregunta obligada, y luego de aclarar que conoce poco sobre el tema, Winkelmann recomienda:"Deberían privatizarla".

"Ya fue privatizada hace diez años", se le aclara.

"¿Ah, sí? -dice con picardía-. No parece."

Se incrementarían las tarifas en Chile

Una suma de factores llevará a que se produzca una pronta alza de las tarifas aéreas, estimó el secretario general de la Junta de Aeronáutica Civil de Chile, Juan Pablo Langlois. El rebrote alcista en el precio del petróleo, un posible aumento en las tasas aeronáuticas (gastos de aeropuerto), la menor oferta de líneas aéreas que ya no vuelan a Chile y los cada día más altos costos de fabricación de los aviones hacen prever una pronta suba en las tarifas aéreas. "Pero no de gran magnitud", dijo Langlois, que también destacó la tardía reactivación que experimenta el sector aéreo chileno. En el primer semestre el tráfico nacional cayó el 5,1 por ciento.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?