Lula: "El mercado no es Dios y el Estado no es el diablo"