Mercados. Luz verde para las acciones