Macri les reprochó a empresarios la quita del apoyo tras las PASO

Macri, ayer, en su participación en el Coloquio vía teleconferencia
Macri, ayer, en su participación en el Coloquio vía teleconferencia Crédito: Mauro V. Rizzi
"Sé que hay muchos escépticos en el 'círculo rojo' que dieron todo por terminado", dijo el Presidente en el cierre, que esta vez fue por videoconferencia; reconoció que subestimó la pelea contra la inflación
Maia Jastreblansky
Darío Palavecino
(0)
19 de octubre de 2019  

MAR DEL PLATA.- Frente a una platea empresaria que exhibe fuerte incertidumbre por el panorama político, Mauricio Macri buscó mostrarse en carrera para la elección que se dirimirá la semana próxima. El Presidente se presentó muy optimista y le endilgó a parte del empresariado cierta resignación. "Sé que hay muchos escépticos en el 'círculo rojo' que dieron todo por terminado", reprochó.

A pesar del escenario que instalaron las PASO, Macri les ratificó su confianza en alcanzar la reelección y anticipó que con su próximo mandato llegará un tiempo de consensos con otras fuerzas. En la clausura del 55° Coloquio de IDEA, dijo que, como sus opositores ahora coinciden con sus planteos y los ponen en sus plataformas, quizás ahora sea posible "llegar a acuerdos que en estos cuatro años no hemos podido".

Esta vez no hubo personal de seguridad presidencial en el lobby ni pasillos vedados. El cierre de la tradicional cita empresaria volvió a tener al jefe del Estado como orador final, aunque, a diferencia de sus últimas tres participaciones, lo hizo por videoconferencia y durante apenas 15 minutos.

Macri priorizó un acto de campaña en Corrientes, y los 900 empresarios, que habían agotado cupos de inscripción, tomaron nota: solo la mitad se quedó y la organización debió retirar decenas de mesas y cientos de sillas para que no se notara un salón raleado, signado por algunas presencias de compromiso y aires de desencanto.

El Presidente no solo eligió abrigarse al calor de sus seguidores correntinos, sino que desde su entorno solicitaron a los directivos de IDEA la posibilidad de anticipar varios minutos la videoconferencia para privilegiar a la gente que lo estaba esperando en la plaza. Y así se dio.

"Estaba muy entusiasmado con tener el contacto con la gente. Está enchufado con eso ahora, es lo que lo envalentona. Por eso lo priorizamos", explicó a LA NACION una fuente de la Jefatura de Gabinete que siguió el coloquio muy de cerca.

Según pudo reconstruir LA NACION, en el Gobierno armaron una lista con los eventos prioritarios de la agenda presidencial habitual para intentar empalmarlos con la marcha del "Sí se puede". Hasta la semana pasada, IDEA seguía dentro del esquema.

Pero como las convocatorias en lugares públicos dieron buenos resultados, en el Ejecutivo debieron elegir entre la platea empresaria y la actividad de campaña callejera. Marcos Peña ponderó a la marcha del "Sí se puede" y en su equipo ofrecieron tener a Macri en el coloquio, pero mediante contacto virtual, como sucedió finalmente.

Macri les dijo a los empresarios que está convencido de que llegará al ballottage y que luego lo ganará. "Esta vez no va a ser en vano", prometió.

El Presidente habló desde Corrientes, ya en el último tramo de la campaña electoral. Hoy continuará con la cita más esperada, convertida en un enorme desafío: confía en reunir una multitud en la avenida 9 de Julio, en torno al Obelisco.

Esta participación a distancia de Macri diluyó el tramo final del encuentro empresario. "Entendemos el esfuerzo de estar a distancia", reconoció Gastón Remy, titular de IDEA, y Francisco Procaccini, presidente del 55° Coloquio. Tampoco anduvo por aquí el candidato presidencial del Frente de Todos y amplio ganador de las últimas PASO, Alberto Fernández.

Ya no en formato de entrevista, apenas con una invitación a hacer un balance de gestión, Macri intentó resumir los resultados de su mandato con una dosis de autocrítica. "Subestimé la dificultad de erradicar la inflación", admitió. En el haber enumeró logros relacionados con mejora de la calidad institucional, estadísticas creíbles y apertura al mundo.

"Todavía nos falta un acuerdo más profundo sobre cómo logramos una economía ordenada y estable tras décadas de inflación que nos impidieron crecer y reducir la pobreza", señaló. Para revertirlo, dijo, se necesita tener moneda, crédito, estabilidad y credibilidad. "Eso requiere un acuerdo más profundo", remarcó.

Con el extraño contacto pantalla de por medio, la despedida fue entre aplausos con todos los asistentes sentados. Lejos de aquella última despedida de pie de hace un año, cuando aquí mismo, y a pesar de la economía tambaleante, los empresarios le ratificaron confianza. "Soy yo y es ahora", les había insistido Macri a quienes fueron sus pares y lo fogonearon, alentaron y respaldaron a su llegada al cargo que hoy ocupa y aspira a repetir por otros cuatro años.

En esta videoconferencia los sorprendió sobre el final con un reproche porque siente que parte del empresariado se rindió tras los resultados del 11 de agosto. "Macri les tiró un palito a los ejecutivos cuando habló del clima en el 'círculo rojo'. De alguna forma les dijo que esto no se terminó", agregó una fuente de la Casa Rosada.

A ellos les recalcó que reducir la pobreza e igualar oportunidades sigue siendo su "objetivo central" y consideró que con un resultado a favor los mercados responderán con optimismo. "Cuando confirmemos que no vamos al pasado y vamos al futuro, se va a restablecer la confianza y se financiará el crecimiento", dijo convencido.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.