Esperan que 2019 sea el cuarto año consecutivo con una caída del consumo

Las estimaciones menos pesimistas hablan de que el año podría cerrar con una baja en torno al 1,5% en el volumen de ventas
Las estimaciones menos pesimistas hablan de que el año podría cerrar con una baja en torno al 1,5% en el volumen de ventas Fuente: Archivo
Alfredo Sainz
(0)
14 de mayo de 2019  • 16:00

El gobierno de Mauricio Macri está a punto de completar su mandato con un invicto que no invita a festejar. Los analistas de consumo masivo y los empresarios del sector proyectan que 2019 será el cuarto año consecutivocon caída en las ventas de los productos de la canasta básica.

Las estimaciones menos pesimistas hablan de que el año podría cerrar con una baja en torno al 1,5% en el volumen de ventas de alimentos, bebidas, artículos de tocador y limpieza (los productos que integran la llamada canasta básica), aunque en voz baja algunas consultoras trazan un panorama mucho más complicado, con un retroceso que podría superar al 4%.

De acuerdo a los datos preliminares presentados por la consultora Scentia en el Encuentro Nacional Retailer, por décimo mes consecutivo en abril el consumo habría cerrado con números rojos y una caída interanual del 6,2%. El dato positivo -en realidad, menos duro- es que, de confirmarse esta caída, se habría registrado una muy pequeña desaceleración frente al retroceso del 8,7% de marzo.

"Por un efecto estadístico, esperemos que en los próximos meses se desacelera la caída, pero se va a necesitar algo más para que se vea un efecto positivo en los números del consumo", precisó Osvaldo Del Río, director de Scentia.

En Nielsen, otra de las consultoras que releva el consumo, dan cuenta de un panorama similar. "En nuestra medición, que incluye todos los canales, desde supermercados hasta farmacias, perfumerías y negocios de botella abierta, las ventas cayeron un 14,2% en el primer trimestre del año y para lo que resta del año ya dejamos de lado la idea de que puede haber un número positivo. A lo sumo, lo que esperamos es que para fin de año se empiece a desacelerar la caída, entre otros factores, por un tema estadístico, ya que la comparación va a ser contra meses muy malos", señaló Pablo Mandzij, director de Retail de Nielsen.

Dentro de un contexto negativo, Mandzij también destaca algunas oportunidades que ofrece el mercado. "Vemos algunas oportunidades para las segundas marcas y las marcas propias de los supermercados, que en algunos están creciendo y en otros caen menos que las líderes, lo que implica que están ganando participación de mercado", señaló.

El consultor de Nielsen también destacó el desempeño del comercio electrónico: "El e-commerce cerró 2018 duplicando su nivel de facturación y en el primer trimestre del año acumula una suba del 71%, es decir muy por encima de la inflación, lo que da cuenta de un crecimiento genuino".

En su presentación en el Encuentro Retailer, Guillermo Oliveto, de la consultora W, compartió el pronóstico de una caída del consumo para 2019, pero destacó que el panorama podría empezar a cambiar hacia la segunda mitad del año. "A este mercado le falta el dinero de los sueldos nuevos, lo que si se combina con un dólar estable y una inflación a la baja, podría traducirse en una mejora del consumo, con una suba del 2% en el tercer trimestre y un 4% en el último del año. Claramente, no son números buenos, pero es mejor de que cómo está hoy", señaló Oliveto.

La caída del consumo no está afectando a todos los canales por igual. Los pequeños comercios (almacenes, negocios de cercanía, autoservicios chinos) son, por lejos, los más golpeados. De acuerdo a la medición que realiza la consultora Scanntech -que se especializa en este canal-, en abril los pequeños minoristas sufrieron una caída del 12,4% en sus ventas y de esta manera acumulan en los primeros cuatro meses del año una baja del 10%.

"El canal de los autoservicios y los almacenes la gente compra más que nada por reposición, con tickets más chicos, mientras que las grandes cadenas están un poquito mejor gracias a las promociones. Hoy, las grande superficies le están quitando terreno a los supermercados", explicó Damián Di Pace, socio de la consultora Focus Market.

Un sector que parece no repuntar

  • Proyecciones: Las estimaciones menos pesimistas hablan de que el año podría cerrar con una baja en torno del 1,5% en el volumen de venta de alimentos, bebidas, artículos de tocador y limpieza (los productos que integran la llamada canasta básica), aunque en voz baja algunas consultoras trazan un panorama mucho más complicado, con un retroceso que podría superar el 4%.
  • Canales más golpeados: Los pequeños comercios (almacenes, negocios de cercanía, autoservicios chinos) son los más golpeados. De acuerdo con la medición que realiza la consultora Scanntech, en abril los pequeños minoristas sufrieron una caída del 12,4% en sus ventas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.