Management 2020: "El ADN argentino, una fórmula de exportación"

Cinco CEO analizaron la mezcla de gestión global con inspiración local que llevan adelante las grande compañías y destacaron las aptitudes del directivo nacional
Carlos Manzoni
(0)
3 de mayo de 2015  

Souviron, de Despegar.com; Joselevich, de Emirates Airlines; Del Rio, de la nacion; Calello, de Kimberly Clark; Castiñeira, de Allianz, y Belocopitt, de Swiss Medical
Souviron, de Despegar.com; Joselevich, de Emirates Airlines; Del Rio, de la nacion; Calello, de Kimberly Clark; Castiñeira, de Allianz, y Belocopitt, de Swiss Medical

Gestión global con inspiración local. Ése fue el disparador a partir del cual surgieron afirmaciones tales como "hay un ADN argentino al momento de gestionar", "la empresa debe tener ambición de estar en otros países para crecer" y "conocer el mercado local es lo más importante". Los dueños de estas conclusiones fueron cinco CEO de importantes compañías que están en la argentina, pero también tienen una visión internacional de los negocios.

El escenario fue la cuarta jornada del segundo ciclo de "Management 2020. Hacia el liderazgo del futuro", que organizan LA NACIÓN y Accenture, y que esta vez tuvo como título "La gestión glocal", para referirse a gestión global con inspiración local. El lugar de los protagonistas estuvo ocupado por Claudio Belocopitt, presidente de Swiss Medical Group; Fabiana Castiñeira, CEO de Allianz; Federico Calello, country manager de Kimberly-Clark; Fernando Joselevich, gerente general de Emirates Airlines, y Roberto Souviron, fundador y CEO de Despegar.com.

Calello destaca que hay un proceso de estandarización cultural a nivel mundial que hace que se consuman marcas, pero a su vez también se da el fenómeno de que ese mismo consumidor demanda algunos valores locales, porque quiere tener una pertenencia. "Yo creo que las marcas que van a lograr un mejor vínculo con la gente van a ser las que ofrezcan esa experiencia global, con anclaje local", dice el directivo.

Belocopitt, en tanto, expresa que le gustaría expandirse más allá de la Argentina y Uruguay, donde está su empresa en la actualidad, pero hay urgencias que, por ahora, lo demoran. "Nos encantaría globalizarnos -comenta-, pero el sector nuestro tiene dificultades desde hace tiempo. Las problemáticas enormes que el sistema de salud tiene en el mundo se agravan aún más en nuestro país. Así que no nos da el tiempo."

Castiñeira cuenta de primera mano cómo fue sobrellevar esa mezcla de conducción alemana con impronta nacional. "Me costó al principio, pero ya me acostumbré -comenta-. Al principio parecía todo pautado y perfecto, al estilo alemán. Pero hoy realmente la velocidad a la que trabajamos tiene mucho más que ver con lo argentino. De cualquier modo, la libertad de gestión es mucho mayor ahora."

Con pie en 191 países, para Emirates fue todo un desafío manejar su despegue en la Argentina. Joselevich, su gerente general, destaca que en ese intercambio de experiencias, lo que les tocó entender a los accionistas fue su característica de CEO argentino, que implica estar todo el tiempo activo. Por otro lado, el ejecutivo señala que en su empresa a los pasajeros se los llama "globalistas", porque hoy es más natural viajar a un lugar lejano.

"A estos pasajeros hedonistas, que viven en la etapa de la comunicación, les ofrecemos 10 megas, y cuando estudiamos qué hicieron a bordo con esa amplitud de banda, lo que vemos es que navegan en las redes sociales", agrega Joselevich.

Souviron confiesa que en Despegar.com desde el primer día pensaron en una marca global. "Todo lo que es más local, como la forma de pago, queda en manos del manager nacional; pero hay cosas en las que tiene más sentido trabajar de modo regional, como en la tecnología", dice.

El propio tema de la jornada llevó a una conclusión en la que todos coincidieron: hay un ADN argentino a la hora de gestionar. En un país tan particular como la Argentina, esta cualidad es casi una necesidad que tienen las empresas. Es que, como dice Belocopitt, para alguien que viene de afuera es muy difícil entender la idiosincrasia local. "A mí me parece que la mayoría de las compañías que están abriendo acá van a ir hacia un management local. Éste no es un lugar estándar para trabajar", opina el directivo. Y agrega: "Yo paso hoy el 90% de mi tiempo en cuestiones a las que no me tendría que dedicar en cualquier otro país del mundo. Así que hay que estar muy bien preparado".

A la hora de definir características de ese ADN argentino, Castiñeira rescata la mayor capacidad para ejecutar. "El hacer, y hacer ahora, es una particularidad local -afirma-. También destaco la capacidad para decidir."

Calello, en tanto, resalta que el argentino tiene mucha inteligencia, pero también mucha "viveza", que permite desdramatizar las situaciones más complejas, no paralizarse y asumir desafíos más complejos con total tranquilidad. "Por eso, hay muchos CEO argentinos que son exitosos en el exterior", remarca.

En medio de un contexto nacional que, según cree, tira más para atrás que para adelante, Souviron considera el ADN argentino un gran activo. "Yo creo que esa característica lo que hace es que al final no sobreviva el más fuerte, sino el más flexible", concluye. "No somos tan metódicos o detallistas como en otras culturas, pero creo que el ADN argentino ayuda para que las cosas pasen", añade el ejecutivo.

Por supuesto que, tal como lo amerita el título de esta jornada, Souviron insiste en que cada país coloca a un director nacido allí, porque en cada lugar hay que entender las necesidades y tener los contactos necesarios para hacer que la operación funcione.

Al momento de responder qué capitalizó él del ADN argentino, Joselevich señaló el poder tomar con naturalidad situaciones que en otros países podrían ser motivo de crisis. "En definitiva, ver algunos puntos críticos como oportunidades. También nos destacamos por la aptitud para formar equipos heterogéneos y el conocimiento para interactuar con actores globales", afirma.

En esta jornada de "Management 2020. Hacia el liderazgo del futuro", quedó más que claro que, a la hora de pensar en gestión glocal, la Argentina tiene un plus que salta a la vista, ya que junto con las ganas de internacionalizarse el directivo nacional exhibe flexibilidad y aplomo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.