Manta corta: la suba de tasas calmó al dólar, pero encareció fuerte el financiamiento oficial

Fuente: Archivo - Crédito: elintransigente.com
Javier Blanco
(0)
25 de febrero de 2019  • 21:31

El problema de la "manta corta" que supone la situación económica actual para el Gobierno volvió a hacerse presente hoy al tener que validar el Tesoro nacional tasas de interés hasta 4 puntos más altas que hace una semana para financiarse en pesos a corto plazo en la plaza local.

De esta manera, la receta que le permitió al Banco Central (BCRA) calmar al dólar en una semana –una suba de casi 6 puntos en la tasa de referencia de la economía- le encareció más el costo de financiamiento a la administración Macri.

Las colocaciones de deuda que tiene programadas el Gobierno apuntan casi exclusivamente a renovar los vencimientos que ya tiene. Y su objetivo declarado este año es bajar la exposición de deuda local en dólares (Letes) para tratar de ir aumentándola en pesos (Lecap, Lecer, etc), algo que la suba de tasas parece complicar.

Hace una semana, cuando la escalada del dólar llevaba unos días pero no había generado inquietud ni movimientos significativos en las tasas, el Ministerio de Hacienda había logrado tomar de la plaza local un monto equivalente a 2100 millones de dólares con la emisión de cuatro bonos (una Letra en dólares, dos en pesos y otra ajustable por CER) pagando tasas promedio del 38,1% por las Letras Capitalizables (Lecap) en pesos emitidas a corto plazo (98 días) y mediano plazo (371 días) y del 3,67% más inflación por la indexada (a vencer a fin de mayo).

Hoy la ecuación de costos cambió:

  • -La tasa del 38,01% anual que había pagado hace una semana por la Lecap más corta (esta vez a sólo 71 días y que capitalizará un interés del 3,25% por mes, medio punto inferior que el que ofrecía la más comparable que colocó entonces), se convirtió en otra del 41,73% anual, ya que el título que había colocado a $1171,5 por lámina de $1000 nominales se emitió esta vez a $999,61 por lámina de $1000.
  • -La del 38,2% pactada por la Lecap a vencer en un año (el 28 de febrero de 2020, el mismo título ya que se trató de una reapertura) subió al 40,55% anual.
  • -Y la del bono indexado, que había sido del 3,67% más CER, a tres meses, subió a 8,1%+CER, aunque con un instrumento que vence en seis meses.

Se trata de una mala noticia, si se tiene en cuenta que el pago de intereses de la deuda ya había mostrado en enero un aumento del 157% interanual, dato que no sólo eclipsó el buen resultado fiscal primario (superávit de $16.658 millones en ese mes, 324% superior al de igual enero de 2018) sino que inquietó a la misión del FMI que hasta el viernes pasado estuvo en Buenos Aires.

"Lo que la licitación confirma en materia de precios es que el mercado se movió a otro nivel de tasas. El inversor en pesos quiere que le paguen más para justificar el riesgo cambiario que asume en un año electoral. Y que el BCRA es equivocó al validar una fuerte baja de tasas en la primera parte de febrero sin haber testeado la solidez de la demanda de dinero. Eso tiene costos", juzgó el economista Juan Ignacio Fernández, de la consultora Oikos Buenos Aires.

"Me parece que el resultado debe evaluarse como lo que es: parte del reacomodamiento del mercado dada la suba de tasas de los últimos días y las expectativas de una inflación mayor en el corto plazo", opinó su colega Eric Ritondale, de Econviews.

Con la subasta cerrada esta tarde, el Gobierno captó un total $44.000 millones, aunque el 80% fue al menor plazo posible: apenas 71 días.

Esto confirma, como explicó días atrás LA NACION, que el Gobierno mantiene un acceso fluido al mercado local de financiamiento (algo clave), aunque no logra escapar de la trampa que puede significar el corto plazo en momentos en que comenzó a correr el calendario electoral.

En el comunicado oficial, Hacienda explicó que tomó $35.000 millones mediante la emisión de Lecap en pesos a 71 días, el instrumento por lejos más demandado, y otros $3787 millones con la otra Lecap emitida a un año. Por ambos instrumentos había recibido ofertas por $41.203 millones que, queda a la vista, se dirigieron muy mayoritariamente a la Letra más corta.

A eso sumó otros $5172 millones que captó con la emisión de una Letra indexada (Lecer), a seis meses de plazo, vendida a un precio de corte de $961 por cada $1000 nominales, que representa la tasa nominal ya mencionada del 8,12%.

"Se recibieron un total de 2207 órdenes de compra", concluyó el comunicado del Ministerio de Hacienda.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.