Marcó del Pont admitió que hay que bajar la inflación y justificó la pérdida de reservas

Sin dar precisiones, pidió pensar en herramientas para llevarla a menores niveles; dijo que el 75% de la caída en la tenencia del BCRA fue por "pagos de la deuda"
Javier Blanco
(0)
16 de noviembre de 2013  

La presidenta del Banco Central (BCRA), Mercedes Marcó del Pont , se mostró ayer por primera vez preocupada por la persistencia y dimensión que mantiene la inflación y, aunque lo consideró como una derivación del "proceso de transformación productiva" que vive el país juzgó necesario que se piense en instrumentos que permitan hacerla "converger hacia niveles más bajos".

La funcionaria, que se mantiene al frente del organismo monetario "en comisión" desde hace 3 años y 8 meses, pareció trasladarle el pedido de ayuda al respecto a la veintena de técnicos y economistas extranjeros (mayoritariamente en representación de institutos o universidades)que arribaron en las últimas horas para asistir a una nueva versión de las Jornadas Monetarias y Bancarias, que esta vez tuvieron por sede el Plaza Hotel.

Pero les marcó la "cancha" al decir que esos instrumentos tenían que provenir de la "heterodoxia" y que debían evitar recurrir a la "represión lineal de la demanda".

Marcó del Pont luego adelantó que el Gobierno "tomará, sin dogmatismos, las decisiones que sean necesarias" para reducir "las tensiones que impactan en los precios", ratificando la preocupación existente al respecto.

Sus definiciones llegan en momentos en que la inflación, según el relevamiento promedio de distintos organismos públicos y privados, ha vuelto a acelerarse a pesar de que el BCRA, contrariamente a lo que había caracterizado su proceder en los últimos años, redujo considerablemente (del 40% interanual de fin de 2012 al 25% actual) el ritmo de expansión monetaria.

Ese fenómeno fue consecuencia de las fuertes intervenciones de venta (unos US$ 2500 millones de octubre a la fecha) que el BCRA hizo en el mercado oficial de cambios en los últimos meses para mantener el control de la tasa de devaluación del peso. Dichas ventas, como contrapartida, implican el retiro de pesos de circulación.

Aún así la inflación real se habría situado en el último trimestre en torno del 2% por mes (aunque el Indec insiste que no llega al 1%) cuando el aumento promedio había sido del 1,3% en 2012, lo que lo ubica en un escalón más arriba, lo que para los técnicos de la Fundación Mediterránea, sucede porque aunque la oferta monetaria tendió a retraerse, la demanda de dinero por parte del público comenzó a caer.

"La gente también redujo sus deseos de mantener los pesos en sus bolsillos. De esta forma, el exceso de pesos continuó siendo importante lo que explicaría la sostenida inflación", indicó esa entidad en su último informe, agregando además la incidencia que pudo haber tenido en ello "la aceleración en el ritmo oficial de devaluación del peso, por su impacto sobre las expectativas de inflación".

Con las reservas, todo bien

Marcó del Pont sorprendió además al adjudicar 3/4 de la baja del 25% registrada en las reservas en lo que va del año a "pagos de la deuda pública en moneda extranjera" que buscan mejorar la solvencia del país. "Desde 2012 usamos 24.000 millones de dólares para reducir el stock de deuda en divisas, que este año caerá al 8,5% del PBI", proclamó.

Considerando que la pérdida de reservas ya orilla los US$ 11.000 millones en lo que va de 2013, esto indicaría que el organismo que conduce realizó pagos en divisas por unos US$ 8000 millones. La cifra coincide con lo fijado en el presupuesto, aunque con una particularidad: ésta contemplaba unos US$ 3000 millones para el pago de un nuevo servicio del cupón atado a la variación del PBI que el país en realidad finalmente se ahorró por su bajo o nulo crecimiento en 2012...

Además la definición llama la atención en momentos en que, desde ese propio organismo, insistieron en los últimos días que la aceleración en la caída de reservas estaba vinculada a los giros de divisas que el BCRA debía hacer al Tesoro para atender "pagos de importaciones de energía".

Del Pont insistió además en que las reservas del BCRA son genuinas (ver gráfico) "porque no se basan en el financiamiento de corto plazo" y adelantó que el país "va a ir en búsqueda de los dólares de largo plazo", en lo que algunos interpretaron como una definición favorable al endeudamiento externo.

Más tarde, ante una consulta, se pronunció en contra de "penalizar a quienes publican el precio" del dólar paralelo. "Nadie está pensando en eso", dijo, aunque cuestionó que se trate "de instalar esa cotización como una variable relevante cuando no la es". Cortó así de cuajo los temores que se habían instalado en el mercado en las últimas semanas, cuando el precio del paralelo se volvió a disparar, lo que incluyó un pedido público del dirigente kirchnerista Luis D'Elía de "cárcel y decomiso" para los periodistas y medios que informan esta variable, en línea con la receta que Venezuela adopta para tratar de combatir este problema.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.