Mariano Otero: “Queremos traer el servicio de delivery y llegar al interior del país”

El número uno de Uber Argentina adelanta sus planes y admite los errores regulatorios que cometieron por “apresuramiento”
José Del Rio
(0)
28 de diciembre de 2016  

El gerente general de Uber Argentina, Mariano Otero
El gerente general de Uber Argentina, Mariano Otero

Todavía no cumplieron un año en la Argentina -el primer aniversario será en abril próximo- pero su historia en el mercado local parece mucho más larga. Por un lado, la empresa gozó de una amplia aceptación popular -más de un millón de argentinos se bajaron la aplicación para poder acceder a sus servicios-, pero por otro persisten los problemas legales para operar.

El gerente general de Uber Argentina, Mariano Otero, reconoció algunos de los problemas que tuvieron en su desembarco -fuimos “un poco apresurados” es su explicación- pero se mostró confiado en el potencial de crecimiento de la empresa y adelantó sus planes para el mercado local.

–¿Qué balance hacen de su negocio en la Argentina?

–El balance fue positivo porque la acogida que tuvo Uber superó todas las expectativas. Este año más de un millón de argentinos se bajaron la aplicación y otros 80.000 se anotaron para trabajar como choferes, lo que habla del potencial que tiene el servicio en el país.

–El gran problema es la falta de cumplimiento con la ley …

–Al momento de lanzar Uber en abril de este año, Buenos Aires era la ciudad más grande del mundo en no tener el servicio. Y en el afán de hacerlo fuimos un poco apresurados y somos los primeros en admitirlo. Creemos en el diálogo y somos prorregulación. De hecho en 100 ciudades de las más de 500 en las que tenemos operaciones, estamos trabajando con un servicio regulado. Además, Uber está haciendo una fuerte inversión en América latina, que se mostró hasta ahora como uno de los mercados más interesantes para la compañía. Hoy México DF y San Pablo son las dos ciudades donde más viajes estamos haciendo, superando a Nueva York o San Francisco que es donde tenemos nuestra base de operaciones. Esto tiene que ver con una necesidad que ya existe, porque se trata de ciudades que enfrentan problemas de tránsito y seguridad muy grandes.

–¿Tienen diálogo con las autoridades porteñas?

–Nunca se corta el diálogo, lo que hay son distintas formas de hacerlo. Lo importante es trabajar juntos para impulsar el desarrollo del transporte compartido y ver cómo Uber puede contribuir en este sentido en Buenos Aires, como ya lo hace en otras ciudades de todo el mundo

–¿Cómo es liderar una empresa con tan solo 32 años, cuando la media en la Argentina para estos cargos es de 45 años?

–Yo soy de Mar del Plata y en su momento me mudé a Buenos Aires para estudiar, donde me recibí de licenciado de Economía de la UBA. Después trabajé en Google hasta que me salió una oportunidad para estudiar afuera. Fui a la Universidad de Stanford en 2012 cuando Uber nacía y era poco más que una idea que estaba comenzando. Cuando llegué era algo llamativo poder pedir un auto desde un celular. Y dos años después, cuando terminé la universidad, Uber era el único medio de movilidad en San Francisco.

–¿Cómo fue el proceso de ingreso a Uber?

–Cuando leí que Uber estaba por ingresar a la Argentina me contacté con la empresa, mientras vivía en Australia. Fue un proceso largo de dos o tres meses. Lo que me interesa es que se trataba de una empresa que comenzando como una pequeña start up está cambiando la forma en que la gente viaja en el mundo.

–Uber tiene muchos servicios en el exterior como, por ejemplo, el delivery de comida. ¿Piensan traerlo a la Argentina?

–Totalmente. Es parte de nuestro plan para 2017. Uber tiene muchísimos productos y en la Argentina hasta ahora sólo estamos trabajando con el servicio base que es el Uber X. Ya abrimos el servicio de delivery de comida en México, Colombia y Brasil, y lo vamos a traer a la Argentina. Otro servicio interesante es Uber Pool, que es un servicio de movilidad compartida en el que pasajeros que no se conocen comparten un auto. A nivel mundial, todas las grandes ciudades están impulsando acciones de car pooling, pero en los hechos el único que funcionó es el de Uber. Hoy en Nueva York el 40% de los viajes es a través de Uber Pool, con un beneficio para todos porque hace que tres autos se conviertan en uno.

–¿No temen tener problemas adicionales para implementar el servicio de delivery?

–Vamos a avanzar en la medida en que podamos, como lo hicimos en otros países. Y si bien no tenemos una fecha concreta, ya estamos en más de 70 ciudades del mundo ofreciendo este servicio y esperamos que pronto también esté disponible en Buenos Aires.

–¿Analizan incursionar en otras ciudades argentinas?

–Estamos analizando posibilidades pero no tenemos un calendario definido. Nos interesa el interior del país. Todas las capitales provinciales podrían tener el servicio de Uber. Hoy en Brasil estamos en 26 ciudades y en Colombia en 17, lo que da cuenta del potencial que tenemos para crecer en la Argentina. No tenemos una meta precisa, pero queremos estar en la mayoría de las ciudades argentinas y donde incluso ya vemos demanda porque hay gente que vive en el interior y se bajó la aplicación o que incluso se anotó para trabajar con nosotros como conductores.

–Igual en el mercado local persisten los problemas para pagar con tarjeta …

–La realidad es que todos los casos son diferentes y habría que ver qué pasa con cada banco. Una de las razones porque las que somos optimistas es que el argentino es muy tenaz y busca y encuentra opciones para pagar, como por ejemplo las tarjetas prepagas. Un dato a tener en cuenta es que hoy más de 50.000 argentinos usan nuestro servicio en el exterior del país. Uber en la actualidad está presente en 520 ciudades del mundo y los argentinos utilizaron nuestro servicio en más de 440 ciudades. La número uno es Miami, seguida por Santiago de Chile, Ciudad de México, Río de Janeiro y Nueva York.

Mirá el programa de LN+ Comunidad de Negocios en el que participó Mariano Otero

Mariano Otero en Comunidad de Negocios

49:38
Video

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.