Marina Dal Poggetto: "Es muy difícil quitar las retenciones en 2020"

La directora ejecutiva de la consultora Eco Go habló de economía en tiempos electorales
La directora ejecutiva de la consultora Eco Go habló de economía en tiempos electorales Crédito: Fabián Malavolta
La economista dijo que eliminar impuestos en un contexto de descenso del gasto público plantea el dilema "del huevo y la gallina"
Lucila Lopardo
(0)
31 de julio de 2019  

De un lado, las expectativas del Gobierno por el rendimiento de la cosecha y su impacto en la macroeconomía. Del otro, el mercado a la espera del resultado electoral. "Estamos tratando de entender la transición de estos seis meses con escenarios binarios. Ambas partes se plantean como caos y abismo y eso genera una dinámica muy perversa en el mercado", diagnosticó Marina Dal Poggetto, economista y directora Ejecutiva de Eco Go Consultores.

En un mano a mano con Carla Quiroga, periodista de LA NACION, Dal Poggetto explicó que la dinámica política impacta directamente en la economía. "La polarización es una estrategia políticamente correcta para ganar una elección, pero es un desastre para gobernar la economía de cara a 2020", aseguró.

En este sentido, explicó que los análisis que se pueden hacer son de "cortísimo plazo". "Lo interesante es que, cuando uno escucha el relato del mercado entiende que una diferencia de menos de cinco puntos sería una buena noticia para el Gobierno, porque se podría revertir, pero falta mucho. Hace tres meses atrás la economía marcaba una diferencia a favor de una candidatura de Cristina Fernández de Kirchner", dijo.

"El riesgo país de la fórmula Juntos por el Cambio es menor que el de la de Frente de Todos", confirmó la economista, y sostuvo que hoy los precios de los activos financieros incluyen la expectativa de reelección más que la paridad que muestran las encuestas.

En cuanto a las retenciones, aclaró que "desde el punto de vista de la dinámica fiscal es muy difícil cumplir la promesa de quitarlas en 2020".

Con respecto a la cotización de la divisa estadounidense, la economista dijo que "en un escenario en que el Gobierno es electo, el dólar va a ser más bajo mientras que en un escenario en el que el Gobierno pierda, va a ser un tipo de cambio más alto". "No es evidente que haya un dólar más alto en 2020, el tipo de cambio en la Argentina ya corrigió agresivamente el año pasado. Hoy, con este tipo de cambio más la inflación estadounidense y la argentina el dólar se ubica en la zona de $55 y $56", detalló, y aclaró que la definición de un tipo de cambio de equilibrio es "aquel que hace que el déficit externo tienda a cero".

Sobre el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y lo sucedido en la economía a partir de abril de 2018, indicó que, a su juicio, el esquema de flotación entre bandas "tenía problemas". "Era terriblemente contractivo. La tasa de interés impactó en la actividad y en la propia dinámica de los activos del Banco Central", analizó. Sin embargo, aclaró que desde ese momento a hoy "pasaron cosas". Es decir, surgieron nuevas variables como la autorización del FMI al Banco Central para intervenir el mercado, o el cambio del escenario global en el que hay expectativas de que la tasa de interés de la Reserva Federal no suba tanto, por lo que se espera un ingreso de capitales en los emergentes. "Eso calmó el mercado cambiario. Cuando se calma en un año electoral el único mecanismo que tenés para impulsar el consumo es lo que complica al agro, que es que el dólar no se mueva", aseguró.

En este contexto, Dal Poggetto aclaró que, a medida que esta dinámica se sostiene, empiezan a aparecer los brotes verdes. "Salvo con la cosecha, al Gobierno le juega en contra la comparación interanual, pero en el mes a mes se ve una mejora. Se contrapesa en la tasa de interés y en una paritaria que empieza a ganarle un poco a la inflación", afirmó, y concluyó: "Más allá de la agenda para el 2020, el punto de partida es distinto y dependerá de la visualización del mercado de quién pueda ganar".

Explicó que la idea de quita de impuestos frente a un plan que tiene por objetivo bajar gasto público es como plantear el problema del "huevo o la gallina". "Estás ante un nivel de costos que dificultan la producción, sobre todo en un nivel de inestabilidad macroeconómica. Del otro lado, ¿cómo se hace para bajar impuestos si en simultáneo tenés que bajar el gasto?", planteó.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.