Marisol Argueta de Barillas: "El desafío de la región es lograr un crecimiento inclusivo sostenible"

La directora de América latina del Foro Económico Mundial afirma que los países deben diseñar políticas para encontrar nuevas formas de productividad
Sofía Terrile
(0)
2 de abril de 2017  

La introspección es un término estrella en el diccionario de los psicólogos. Se trata de practicar la reflexión, la mirada hacia adentro de uno mismo. La mirada de Marisol Argueta de Barillas, directora de América latina para el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), sobre los próximos movimientos del continente incluye mucho de esa práctica de diván. Considera que la región deberá empezar a "mirarse a sí misma" en el nuevo escenario mundial, en el que varias piezas se movieron, especialmente en el Norte. En la recta final para el 12º encuentro regional del Foro, que se celebrará en Buenos Aires entre el miércoles y viernes próximos, Argueta de Barillas dialogó con LA NACION sobre los desafíos y las oportunidades de la región con un horizonte incierto en el juego del comercio internacional y signado por la "cuarta Revolución Industrial", la convergencia de las tecnologías digitales, físicas y biológicas.

-A grandes rasgos, ¿cuáles son los principales desafíos de la región para las próximas décadas?

-El continente ha experimentado niveles de crecimiento bajos en los últimos años y el repunte que tiene actualmente es menor que el de otras economías emergentes, como las de Asia. Es importante encontrar nuevas formas de productividad y para ello puede servir la innovación y la aplicación de tecnología. Tenemos que desarrollar una agenda para abrazar una cuarta Revolución Industrial, para prepararnos y no ser víctimas de ella. Por otro lado, hay condiciones externas que nos indican un mayor interés de integración en bloques económicos. Vimos con mucho entusiasmo el reciente acercamiento entre la Alianza del Pacífico y Mercosur y, con una agenda muy práctica de integración podemos respaldar ese interés de América latina por dinamizar sus economías. Me refiero a alineación de regulaciones, facilitación del comercio, apertura al comercio digital y a la movilidad laboral.

-La reducción de la pobreza en los países latinoamericanos, ¿es requisito para los inversores?

-La región ha caminado bastante bien en la reducción de la pobreza y en consolidar una clase media cada vez más grande, pero las condiciones económicas ponen en riesgo estos logros a través de programas que no son del todo sostenibles en períodos de menor crecimiento. El desafío está en poder diseñar políticas que permitan un crecimiento inclusivo y sostenible en el corto y mediano plazo. En el largo plazo, la educación es fundamental, como también la capacitación de los empleados para una mayor movilidad y para empleos de mayor calidad.

-¿Qué tanta importancia le dan los inversores a la corrupción en los países latinoamericanos?

-La corrupción había sido comúnmente aceptada en la cultura latinoamericana, pero ya no. Es importante abonar a la transparencia, asegurar reglas claras y tolerancia cero a estas prácticas, porque eso da certidumbre a inversiones locales y extranjeras.

-Mucho se habla de "diversificar las fuentes del crecimiento luego del fin del boom de las commodities". ¿Puede mencionar algún caso exitoso en la región?

-El fin del boom de las commodities es relativo. Los minerales tienen un comportamiento cíclico, y las economías que tienen recursos importantes de este tipo también tienen un comportamiento cíclico. Hay países como Chile que lograron un fondo soberano que permite apalancar los momentos en los cuales los precios son más bajos. En la región en general, existe un potencial enorme en el campo de los servicios y las industrias creativas. Por otro lado, Perú diversificó su oferta agrícola y se focalizó en productos de alto rendimiento donde tienen ventaja competitiva, como en el caso de los espárragos. Su oferta es complementaria a las demandas de los países del Norte.

-¿Es importante adaptar el agregado de valor a las materias primas para satisfacer la demanda de economías más desarrolladas?

-Hay que ajustar la oferta a la demanda existente. Agregar valor a ciertos productos agrícolas, focalizarse solamente en algunos es importante. Pero además, eso genera más valor agregado en el país, y esa es una estrategia que ha seguido la Argentina junto con otros países de la región.

-Al margen del sector agrícola, ¿qué potencial tiene la Argentina de diversificar sus fuentes de crecimiento?

-Tiene mucho potencial en los servicios de tecnología. Vemos una proliferación de start ups sofisticadas. Esto ofrece una gran ventaja porque los mercados no están limitados por fronteras geográficas y hay un flujo y una demanda globales.

-El Estado argentino está tomando deuda para financiarse. ¿Cuán grande es la amenaza de la suba de tasas de la Fed para el país?

-El contexto internacional muestra bastante incertidumbre. Es complejo para todo el mundo y aquí están no sólo las políticas de Estados Unidos sino también las de China y Europa, que tienen un impacto bastante grande en todas las economías sin excepción. Yo confío en que las autoridades están dando los pasos adecuados para poder ajustar, tomando en cuenta los riesgos externos que son comunes para toda la economía.

-Macri y Temer dijeron que buscarán darle un impulso histórico a Mercosur. ¿Qué posibilidades ve de que el bloque avance?

-Me parece una decisión muy sabia y muy importante, sobre todo en esta coyuntura internacional. Que estas dos grandes economías, junto con Paraguay y Uruguay, puedan ponerse de acuerdo en acelerar sus espacios comerciales y en buscar acuerdos con países de la Alianza del Pacífico es algo que se necesitaba desde hace muchos años. Nos alegró mucho verlo.

-¿Y cómo considera que avanzará este año el acuerdo entre Mercosur y UE?

-La Unión Europea tiene desafíos por la salida de Gran Bretaña; es importante reconocer cuáles son las prioridades del bloque. No soy una experta en el tema, pero entiendo que hay voluntad de la Unión Europea de avanzar en las conversaciones con el Mercosur, que deberían haberse dado hace bastante tiempo.

-Con Trump presidente, ¿qué posibilidades ve de apertura de nuevos mercados para América latina? ¿Hacia dónde cree que debería apostar el continente?

-La política que se está percibiendo en temas comerciales por parte de los Estados Unidos es proteccionista. El momento está dado para que América latina se mire a sí misma y evalúe cuáles son los mercados que se pueden consolidar. Hoy hay un promedio del 20% de comercio intrarregional; eso es bastante bajo. La coyuntura actual debe hacer que la región diversifique sus espacios intrarregionalmente y también en sus relaciones con Europa, Asia, y algunos nichos, con Estados Unidos y Canadá.

MINI BIO

Cargo

Directora para América latina del Foro Económico Mundial (WEF)

Profesión

Abogada

Ocupaciones anteriores

Fue ministra de Relaciones Exteriores de El Salvador y se desempeñó en otros cargos públicos

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.