Martín Otero Monsegur y Juan Vaquer: "En la Argentina tenemos que cambiar la turbina en vuelo"

Los dirigentes de ACDE sostienen que deben darse respuestas a temas de corto y de largo plazoa la vez; su visión sobre los últimos acuerdos políticos y la imagen de los empresarios en la sociedad
Martín Otero Monsegur y Juan Vaquer
Martín Otero Monsegur y Juan Vaquer Crédito: Julián Bongiovanni
Los dirigentes de ACDE sostienen que deben darse respuestas a temas de corto y de largo plazoa la vez; su visión sobre los últimos acuerdos políticos y la imagen de los empresarios en la sociedad
Silvia Stang
(0)
23 de junio de 2019  

En la Argentina, los desafíos del mañana no son los mismos que los de hoy, pero hay que ocuparse del corto y del largo plazo a la vez; tenemos que cambiar la turbina en vuelo, arreglar los problemas del país sin perder de vista que mañana también tenemos que estar acá", afirma Martín Otero Monsegur, en su rol de presidente del XXII Encuentro Anual de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), que tendrá lugar el próximo 3 de julio y que llevará por lema: "La Argentina posible. Consensos imprescindibles para un desarrollo inclusivo y sustentable". Quien preside esta entidad, Juan Vaquer, agrega que "una condición para crecer en forma sostenida es que las reformas necesarias se hagan por consenso", tras acuerdos que dejarían a todos "un poquito insatisfechos", pero que evitarían los cambios de rumbo que ocurren cada tantos años y que son una de las razones por las que el país no logró, en su historia, tener un crecimiento sin interrupciones periódicas.

En diálogo con LA NACION, los dirigentes empresariales señalaron que "la economía es la manifestación de si las cosas funcionan o no". Por eso, según Otero Monsegur -que es presidente de la firma productora de frutas San Miguel Global- "en el encuentro pondremos foco en las causas, en lo que hace que la economía funcione o no". El programa del evento incluye temas como las habilidades socio emocionales requeridas en el mundo del empleo y la confianza como capital social. Además, se expondrán casos concretos en los que se llegó a acuerdos entre actores sociales para objetivos como la inclusión de determinados grupos de la población.

-Estamos en época preelectoral y a poco de que se inicie un período de gestión presidencial, ¿sobre qué temas creen que es realista esperar que haya reformas?

Martín Otero Monsegur (MOM):- El gobierno que llegue no tendrá capacidad de impulsar reformas de fondo sin acuerdos; es una buena noticia que la realidad imponga ese condicionamiento. Como institución, nosotros decidimos hace años hablar de temas de largo plazo, como la educación, la institucionalidad, la justicia. Son temas de fondo, pero somos conscientes de que para llegar a objetivos de largo plazo tenemos que mirar cuestiones como la ley laboral y repensar sistemas como el impositivo o el previsional. No podemos perder de vista que mañana tenemos que estar acá, y si nos enfocamos solo en los problemas de hoy, cuando estén resueltos van a aparecer nuevos y el mundo ya habrá cambiado. Entonces, creemos que, por ejemplo, solucionar temas que tienen que ver con la institucionalidad nos va a permitir tener un sistema tributario que rija en un contexto de confianza, o que interpelar al sistema educativo puede dar pie a reformas laborales. Nosotros ponemos el foco en el vínculo entre causas y efectos, para ir resolviendo problemas que vendrán a futuro.

Juan Vaquer (JV):- En la Argentina todos nos tenemos que involucrar, no hay que ver el partido desde la tribuna. Y debatir estos temas es una forma inteligente de involucrarse.

-En aspectos como la educación, más allá de esa necesidad de analizar qué hacer para el largo plazo y de las políticas públicas, ¿cómo evalúan la responsabilidaddel empresariado en particular y en el momento actual?

MOM:-En el encuentro vamos a presentar ejemplos de acciones referidas a este tema -que todavía no son masivas-, porque creemos que a partir de las experiencias la cosa empieza a crecer. Además, el mundo del trabajo está cambiando tanto que, si nosotros no le damos información a los que hacen las políticas, la educación va a ser cada vez más obsoleta de cara a las necesidades de las empresas. Entre los ejemplos, se mostrará la iniciativa de Potrero Digital, una escuela de oficios digitales sobre la que contará Enrique Cristofani (presidente del Banco Santander Río) en la que se trabaja con la cooperativa La Juanita, de La Matanza. Otro caso es el de Digital House, donde dicen que no proveen servicios de educación sino empleabilidad: tienen programas para chicos de clases sociales con poco acceso a las oportunidades. Sobre las responsabilidades propias, además, nuestro último panel será una interpelación personal a los asistentes para ver qué rol cumplen. No es igual sentarse en la tribuna y decirles a los políticos 'cambien', que entender que el cambio empieza por mí.

-Se hablará de la confianza como capital social, ¿cómo estamos hoy como país en cuanto a la confianza entre los diferentes actores?

MOM:- La confianza es el efecto de la vocación para generar acuerdos. La institucionalidad genera confianza y la confianza genera inversión; la inversión genera empleo y el empleo, el desarrollo del país. Hoy la situación de la economía es un reflejo del nivel de confianza que hay; por eso creo que está la oportunidad de poner el tema en agenda. Es la punta del hilo para hacer girar el círculo virtuoso.

-¿Y cómo entraría eso en la evaluación de por qué no llegaron en los últimos años las inversiones que se esperaban? ¿O por qué, en todo caso, no llegaron?

MOM:- Por nuestra historia, es muy posible que un inversor le exija más a la Argentina que a otros países. ¿Cuatro años es un tiempo suficiente [para recuperar la confianza]? Posiblemente, no. Por nuestro pasado se nos exige más y probablemente estamos viendo parte del costo de la fama obtenida.

JV:-Es posible que hayamos subestimado la complejidad que implica conseguir la confianza necesaria. Se dice que la confianza se construye en mucho tiempo y se pierde en un minuto: acá hay una buena demostración. Todos los países quieren atraer inversiones de largo plazo y para eso se necesitan reglas de juego que permitan planificar. Cuanto mayor sea el consenso sobre las reglas de juego, mayor posibilidad de que se mantengan. Las reglas impuestas por una minoría circunstancial tienen menos probabilidades de mantenerse y generan menos confianza. Así de simple y así de complejo.

-¿Qué expectativas tienen con respecto al nivel de actividad?

MOM:-No soy economista, hablo como empresario optimista por naturaleza y por ser miembro de ACDE. Creo que, últimamente, la política en la Argentina muestra cosas interesantes, en línea con la necesidad de consensos. Hay sectores que decidieron salir de su zona de confort y están dispuestos a conversar y a incluir a gente que no piensa exactamente igual. Es lo que proponemos para el consenso, porque eso genera en sí mismo viento de cola y oportunidades que hace unos meses no veíamos.

JV:- Una condición para crecer sostenidamente es que las reformas necesarias lleguen por la vía del consenso. Es preferible una reforma que no sea perfecta para unos pero que sea a la que se llegó por consenso, que una reforma perfecta y que a los cuatro años se decida ir para el otro lado.

-¿Cómo evalúan la forma en que va cambiando la responsabilidad asumida por las empresas, incluyendo al sector financiero, en lo social y ambiental?

MOM:-Respondo primero con algo concreto: en San Miguel el año pasado recibimos un crédito bastante grande de bancos del exterior y hay pautas que tienen que ver con el medio ambiente y la sustentabilidad. Todos los años tengo que informar el cumplimiento de pautas de vuelco de efluentes de las plantas, por ejemplo. Más allá de ese caso, el sistema financiero va cada vez más hacia ese lado. Y las compañías en general tienen una responsabilidad cada vez mayor y más clara, porque la interrelación con el entorno se hace cada vez más frecuente; los medios y las redes sociales están mirando qué hace una compañía. Con independencia de las creencias como empresarios cristianos respecto de cuál debe ser el comportamiento, hoy sabemos que la sociedad está exigiendo más.

JV:-El objetivo de ACDE es la promoción del empresariado coherente con los valores cristianos, responsable con los seres humanos que trabajan, la comunidad y el medio ambiente. Y creemos que esa es la forma de ser empresarios exitosos a largo plazo.

-¿Cómo perciben que está la imagen de los empresarios en general, en nuestra sociedad? Por un lado están esos movimientos en los negocios; por el otro están los empresarios presos por las investigaciones sobre corrupción.

JV:- Creo que, en general, en el mundo los empresarios tienen espacio para mejorar en cuanto a su imagen. Eso se logra trabajando bien, con actos que tengan impacto. Por eso, nos dedicamos a generar el ambiente para que los empresarios puedan actuar de manera sustentable.

MOM:-Se trata de una construcción de largo plazo. No hay tal cosa como 'los empresarios': hay de todo y, en definitiva, lo que se ve en las noticias son casos que no son buenos. Entonces, ¿qué hacemos? ¿empezamos a hablar de los contraejemplos de lo que vemos en los medios? La posición de ACDE es que por nuestros ejemplos nos conocerán y que será una batalla de muy largo plazo. No va a ser una estrategia de marketing lo que haga que la imagen cambie, sino el generar suficiente masa crítica de empresarios que trabajen defendiendo los valores en los que creemos.

Minibios

Martín Otero Monsegur

Es miembro de los directorios de San Miguel Global y Ganagrin; se graduó en Administración de Empresas (UCA)

Juan Vaquer

Preside ACDE; entre 1990 y mayo último trabajó en Dupont, de donde se retiró siendo presidente para la región; es abogado (UBA)

El debate por el país posible

El XXII Encuentro de ACDE llevará por lema "La Argentina posible. Consensos imprescindibles para un desarrollo inclusivo y sustentable" y se desarrollará el 3 de julio en el Sheraton Buenos Aires. Para el cierre está prevista la palabra del presidente de la Nación, Mauricio Macri.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.