Martín Uribe: "No hay excusas para que el Banco Central no empiece a bajar ya las tasas"

Para el economista y profesor de Columbia, no hay razones para no flexibilizar la política monetaria; dijo que ayudaría a bajar la inflación
Para el economista y profesor de Columbia, no hay razones para no flexibilizar la política monetaria; dijo que ayudaría a bajar la inflación Crédito: Marcelo Gómez
Sofía Diamante
(0)
7 de agosto de 2019  

Martín Uribe, economista y profesor de la Universidad de Columbia, afirmó en una entrevista con LA NACION que la tasa de interés en niveles del 60% es insostenible y que, aunque parezca paradójico, bajarla ayudaría a reducir la inflación, ya que le agregaría al sistema una normalidad que no tiene. El analista brindará esta semana un seminario de economía internacional en la Universidad del CEMA (Ucema).

-¿Cómo se combina toda la incertidumbre internacional por la guerra comercial con la local por las elecciones?

-La Argentina está en una situación de política monetaria muy anómala, es una situación muy rara en la que la tasa de interés está al 60% y la tasa de expansión monetaria está en 0%. No hay excusas para que el Banco Central no comience a bajar tasas ya. La Argentina dio un gran paso positivo a partir del acuerdo con el FMI, que fue interrumpir un proceso muy nocivo de transferencias de recursos del BCRA al Tesoro. Lo pongo a la misma altura en términos de importancia que el préstamo mismo que nos dio el Fondo. Una vez que se dio ese paso, no hay razones para que la política monetaria no se normalice. Un programa monetario saludable incluiría subir la tasa monetaria de 0% al 6%, y comenzar un proceso de bajas de tasas de interés del nivel que tienen a un rango de entre 0% y 15%.

-¿Por qué cree que no las bajan entonces? ¿Temen una nueva dolarización de carteras?

-Una de las razones que se dan es que si bajan las tasas de interés la gente se va al dólar y sube la divisa. Esa razón no tiene mucho fundamento, porque en esta situación se justifica, y hasta sería saludable, que el Central use reservas para absorber Leliq en el proceso de baja de tasas.

-¿Cómo se usarían las reservas?

-Pagar las Leliq con reservas. El argumento es que si uno baja las tasas, el BCRA tendrá que absorber Leliq con pesos. Pero esos pesos se pueden esterilizar usando reservas.

-¿Hay suficiente reservas?

-Sí, las Leliq representan el 40% de las reservas. El BCRA tiene que sentirse totalmente libre de usar todas las reservas que necesite para sostener el proceso de baja de tasas de interés sin emitir.

-¿Qué puede pasar si se mantiene el nivel de tasas tan alto?

-Es insostenible. Espero que la estrategia del BCRA sea que las tasas comiencen a bajar una vez que baje la inflación, pero creo que el proceso de normalización tiene que ser distinto. El BCRA tiene que empezar a bajar las tasas de interés sin esperar a que primero baje la inflación. Uno de los problemas por los cuales la inflación no baja es esta combinación muy rara de tasa de emisión monetaria cero y tasas de interés del 60%. Es una combinación anómala, que no se ve en muchos países del mundo y tiene que ser normalizada rápidamente. Bajar las tasas ayudará a que la gente empiece a creer que una tasa de inflación baja es posible, aunque parezca paradójico. Le agregaría al sistema una normalidad que hoy no tiene. La situación que tenemos es totalmente innecesaria, porque el paso más importante de haber interrumpido el proceso de transferencias del BCRA al Tesoro ya se tomó. Con esa medida, no hay razón para continuar teniendo tasas del 60%.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.