Marx admitió que el canje de la deuda "no soluciona" los problemas del país

El ex viceministro de Economía indicó que si se demoran los acuerdos con los organismos de crédito internacionales, también "se retrasará" el tramo internacional de la reestructuración de la deuda
(0)
15 de diciembre de 2001  • 12:38

El saliente secretario de Hacienda Daniel Marx reconoció que la reestructuración de la deuda pública "no soluciona otros problemas que no sean los financieros", y señaló que si se demoran los acuerdos con los organismos de crédito internacionales, también "se retrasará" el tramo internacional de la operación de canje.

Asimismo, Marx consideró que la salida de la crisis argentina no pasa por devaluar ni dolarizar, y sostuvo que "una cambio solamente monetario, una salida mágica no resuelve los problemas de la economía".

"Todas las operaciones financieras no pueden solucionar temas más allá de lo financiero", subrayó el ex viceministro respecto de las consecuencias del éxito del canje de deuda.

Marx, uno de los más experimentados negociadores con los organismos internacionales de crédito, dejó su cargo por "motivos personales", en tanto que sonó con fuerza que la razón de su renuncia fue la profundización de diferencias de criterio con el ministro Domingo Cavallo, sobre todo tras la decisión de restringir los retiros de depósitos.

En cuanto a la reestructuración de la deuda, tarea que lideró hasta ahora y que todavía no está claro si lo seguirá haciendo o no, explicó que para avanzar con la segunda parte de la operación, el tramo internacional, "90 días es un plazo razonable si se dan avances en las otras áreas".

Sin embargo, remarcó que "si se demoran los acuerdos con los organismos internacionales se demoraría todo el cronograma".

En ese sentido, indicó que "si no hay presupuesto aprobado (para el año próximo), los organismos van a querer saber por lo menos si hay consensos que permitan manejar las asignaciones de gasto".

Al respecto, destacó que "la Ley de Administración Financiera permite continuar con los topes presupuestarios del año anterior", por lo que señaló que "se puede seguir en una situación transitoria, de emergencia, sin presupuesto aprobado, pero es mejor tener el apoyo institucional para las decisiones de gasto".

Por otra parte, se refirió a la discusión que se dio en las últimas semanas entre los diferentes sectores económicos respecto de si la salida de la crisis pasa por una devaluación o una dolarización, y sostuvo que "en la Argentina muchas veces hubo debates buscando una solución relativamente simple, vinculada con alguna teoría monetaria".

"Eso no es así, sino que es una cuestión más compleja", afirmó Marx, quien expresó que "si queremos buscar una salida mágica, por hacer algún cambio solamente monetario, vamos a seguir teniendo los problemas de fondo que tienen ver con la estructura de la Argentina".

En otro orden, el ex viceministro también hizo referencia al megacanje de deuda realizado en junio último, por el cual se pagaron tasas elevadas, y consideró que "fue una operación que obviamente nos daba tiempo y eso era valioso para que la Argentina pudiera desarrollar una serie de otras cuestiones".

Así, señaló que "el costo de ese tiempo había que pagarlo y el beneficio implicaba poner en marcha una serie de políticas para obtenerlo".

En ese sentido, precisó que la idea era "generar políticas de confianza que traigan capitales y produjeran crecimiento, lo que permitía pagar las tasas del megacanje".

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.