Más derrumbes por los ajustes cambiarios