Proyecto de ley. Más intervencionismo: controlará el Gobierno el mercado de capitales